Lunes. 05.12.2016 |
El tiempo
Lunes. 05.12.2016
El tiempo
El Diario de Cantabria

CONFLICTO ARMADO

El Ejército asesta un duro golpe a los rebeldes y les arrebata el 30% de Alepo

El progreso de los efectivos gubernamentales desencadenó una ola de desplazados, que alcanzan los 10.000, en distritos en manos de las autoridades en el oeste de Alepo y en el barrio de los kurdos

Un carro de combate del Ejército sirio en las calles de Alepo. / EFE
Un carro de combate del Ejército sirio en las calles de Alepo. / EFE
El Ejército asesta un duro golpe a los rebeldes y les arrebata el 30% de Alepo

El Ejército sirio tomó el control del sector norte de la mitad oriental de la ciudad de Alepo (norte), con lo que arrebató a los rebeldes el 30% de las zonas que dominaban en esa localidad. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo a Efe por teléfono que «el régimen controla ahora el 30% del este de Alepo, mientras que las Fuerzas de Siria Democrática (FSD, una alianza armada kurdo-árabe) han conquistado también algunos barrios». Desde el sábado, los leales al presidente sirio, Bachar al Asad, retomaron áreas del noreste de la población, como Masaken Hanano, Al Haidariya, Al Sheij Jader, Al Sajur y parte de Al Sheij Fares. Por su parte, las FSD conquistaron zonas próximas al barrio de Al Sheij Maqsud, en el norte, como Bustán al Basha y Al Helik al Tahiatani. Fuentes militares sirias, citadas por la agencia de noticias oficial SANA, confirmaron ayer que unidades castrenses recuperaron el dominio total de Al Sajur y Al Haidariya. Las fuentes agregaron que los soldados también conquistaron puntos clave como la estación de bombeo de agua de Suleimán al Halabi, en el centro, y el complejo de viviendas de Buhuz al Alamia.

Un portavoz rebelde, Omar Saqar, de la opositora Agrupación Fastaqim, explicó a Efe por teléfono que este avance rápido de las fuerzas armadas se debe a que «están empleando todo tipo de armas, algunas prohibidas internacionalmente». Desde el este de Alepo, la fuente precisó que las autoridades y sus aliados han bombardeado en los últimos días la parte oriental con todo tipo de armamento como «barriles de explosivos que contenían gases tóxicos, misiles Grad con napalm y bombas de racimo».

El progreso de los efectivos gubernamentales desencadenó una ola de desplazados, que alcanzan los 10.000, según el Observatorio, en distritos en manos de las autoridades en el oeste de Alepo y en el barrio de Al Sheij Maqsud, en poder de las FSD. Un miembro del Consejo de Siria Democrática (CSD), Ahmad Afrach, cuya organización es el brazo político de las FSD, señaló a Efe que, de acuerdo a las cifras de las que dispone, «entre 7.000 y 8.000» desplazados llegaron a Al Sheij Maqsud. «Aquí no hay presencia de ninguna organización internacional ni ha llegado ningún tipo de ayuda», se quejó Afrach. Qamar, una de las desplazadas que se trasladó ayer a Al Sheij Maqsud desde el este de Alepo, junto a su marido y su bebé, aseguró a Efe que no pudieron dormir la pasada noche porque los bombardeos fueron continuos en su distrito, Al Sajur.

Mientras, en los distritos en poder de los efectivos gubernamentales, la ONU, la Media Luna Roja Siria y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ofrecen asistencia a los civiles que han llegado desde el este de Alepo. El director de Comunicaciones del CICR en Siria, Pawel Krzysiek, reconoció que es difícil saber el número exacto de desplazados.

Comentarios