19.03.2019 |
El tiempo
Martes. 19.03.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

EEUU

Los demócratas desafían a Trump y aprueban acabar con el cierre parcial sin financiar el muro

Desde la Casa Blanca se oponen a cualquier presupuesto que no incluya el muro fronterizo con México

Nancy Pelosi durante la primera sesión del 116º Congreso de EEUU en el Capitolio. MARK WILSONAFP
Nancy Pelosi durante la primera sesión del 116º Congreso de EEUU en el Capitolio. MARK WILSONAFP
Los demócratas desafían a Trump y aprueban acabar con el cierre parcial sin financiar el muro

El pulso entre los demócratas y el presidente republicano Donald Trump ya está en marcha desde el primer momento en el que la oposición ha asumido el control de la Cámara de Representantes.

Como primera medida en este nuevo Congreso hostil al magnate, los demócratas han lanzado su primer desafío y han aprobado este jueves un proyecto presupuestario para acabar con el cierre parcial de la Administración, que el viernes cumple dos semanas, La medida, sin embargo, ha ignorado la exigencias de Trump sobre la financiación del muro fronterizo con México.

Previamente, la Casa Blanca había emitido una amenaza de veto contra las dos partes de la legislación, lo que no ha disuadido a los demócratas a la hora de someter el proyecto a votación en un claro desafío al presidente.

Trump, de manera paralela a lo que estaba sucediendo en la Cámara de Representantes, hizo una aparición sorpresa en la sala de reuniones de la Casa Blanca y prometió seguir luchando por sacar adelante su promesa estrella en la campaña electoral. Y es que para el millonario "sin un muro no puede haber seguridad fronteriza".

Flanqueado por miembros de los sindicatos que representaban a la Patrulla Fronteriza y a los agentes de inmigración, fue la primera vez que el presidente hace declaraciones desde el podio de la sala de reuniones.

"Puedes llamarlo barrera, puedes llamarlo como quieras", reiteró Trump, "pero esencialmente necesitamos protección en nuestro país. Vamos a hacerlo bien. La gente de nuestro país lo quiere ", ha añadido.

Con estas afirmaciones, el mandatario deja claro cual será su posición respecto a las medidas impulsadas por la oposición para acabar con el cierre parcial de la administración.

El paquete presupuestario de los demócratas, dividido en dos partes, incluye un proyecto de ley para financiar el Departamento de Seguridad Nacional en los niveles actuales hasta el 8 de febrero, lo que destinaría 1.300 millones de dólares para vallas fronterizas y 300 millones para otros artículos de seguridad.

La segunda parte financiaría a las otras agencias federales que ahora no cuentan con fondos --incluidos los Departamentos de Agricultura, Interior, Transporte, Comercio y Justicia-- hasta el 30 de septiembre, el final del actual año fiscal.

Se trata del primer día en que el Gobierno estadounidense se enfrenta a un Congreso dividido desde que Trump asumió el cargo en enero de 2017 dado que el Partido Demócrata recuperó la Cámara Baja en las elecciones legislativas celebradas el pasado mes de noviembre. Los republicanos, por su parte, conservan la mayoría en el Senado.

El cierre de una cuarta parte del Gobierno federal afecta a unos 800.000 trabajadores. Dicha paralización ha sido provocada por la demanda de Trump de invertir 5.000 millones de dólares necesarios para construir un muro en la frontera con México, una medida que ha sido rechazada por los demócratas.

Los líderes del Congreso de ambos partidos se reunieron con el mandatario en la Casa Blanca el miércoles, pero no lograron avanzar durante su primer encuentro en semanas.

La Casa Blanca ha invitado a los líderes a regresar este viernes para otra ronda de conversaciones que, según los funcionarios, podría tener más éxito ahora que la demócrata Nancy Pelosi ha prestado juramento y ha sido elegida como presidenta del organismo y la persona que dirigirá la oposición contra el excéntrico millonario.

Pelosi, de 78 años, ha recibido 220 votos y se ha impuesto al candidato republicano, Kevin McCarthy, según han recogido los medios estadounidenses. En total, doce demócratas han votado por candidatos diferentes a Pelosi.

El hecho de que los demócratas controlen la Cámara de Representantes les permitirá hacer un contrapeso al presidente, dado que los republicanos siguen controlando el Senado con un margen de 53-47.

En sus primeras declaraciones, la política californiana ha destacado que "no vamos a hacer un muro. No tiene nada que ver con la política. Tiene que ver con que un muro es una inmoralidad entre los países. Es una vieja forma de pensar. No es rentable", ha aseverado Pelosi.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha asegurado que la legislación demócrata no tiene futuro en el Senado y la ha calificado de "teatro político, no legislación productiva". "No perdamos el tiempo", ha añadido.

El veto del Senado y del propio Trump impedirá que la medida aprobada este jueves sea efectiva pero dará cuenta de lo que se espera de estos próximos dos años de mandato del republicano.

El cierre parcial de la Administración es algo muy impopular entre los ciudadanos estadounidenses. De hecho, hay encuestan que apuntan a que ni una cuarta parte de las población considera justificable que la razón del 'shut down' sea la financiación del muro porque nadie, ni demócratas ni republicanos, discuten medidas que ayuden a mejorar la seguridad en las fronteras.

Por otro lado, Pelosi ha enviado este jueves una carta a Trump en la que lo emplaza a dar el discurso del Estado de la Unión ante el Congreso.

"En concordancia con nuestra Constitución, le invito a dar el discurso del Estado de la Unión ante una sesión conjunta del Congreso el martes, 29 de enero de 2019, en la Cámara de Representantes", recoge la carta. "Estoy deseando darle la bienvenida al Congreso", ha añadido.

Comentarios