19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Viadero duda con Granero

Trabaja con la posibilidad de devolverle al centro del campo, lo que permitiría la entrada de Gonzalo al equipo. El buen rendimiento del capitán en la zaga le invita a no moverle de ahí. 

Borja Granero, celebrando su gol contra el Tudelano. / J.R.
Borja Granero, celebrando su gol contra el Tudelano. / J.R.
Viadero duda con Granero

Desde hace un par de semanas, Viadero ha transmitido la impresión de estar planteándose devolver a Borja Granero al centro del campo. Es su puesto natural y, además, rindió a un buen nivel las pocas ocasiones en las que ha tenido la posibilidad de hacerlo ahí en esta primera vuelta que está a punto de terminar. A su entrenador le gusta lo que aporta en la sala de máquinas, su capacidad para generar peligro, para estar presente en la frontal de las dos áreas y para impulsar a los suyos en todos los órdenes sobre el terreno de juego. Sin embargo, las circunstancias han hecho que el capitán se haya tenido que reconvertir como jugador en los últimos meses. Cada vez es mejor central y da la sensación de que va a ser difícil que abandone esa posición. Sin embargo, el técnico se resiste a perderle como centrocampista. Le toca elegir, que, en gran parte, es en lo que consiste su oficio.

El de ayer fue el primer entrenamiento de la semana con vistas al partido del domingo ante el Real Unión y el técnico santanderino volvió a dejar claro que está manejando las dos alternativas: Granero como central o Granero como centrocampista. Le probó en las dos posiciones y esta última puede haber cogido fuerza cuando vio que iba a tener que gestionar una nueva semana sin Antonio Tomás. El de Cartes cumplió ayer toda una semana lesionado y sus síntomas todavía no son buenos. De hecho, siguió ejercitándose en solitario, primero realizando algo de carrera con Álex García y después metiéndose al interior de las instalaciones para ejercitarse en el gimnasio y ser tratado de sus dolores musculares.

La más que probable baja de Antonio Tomás es lo que ha hecho que Viadero se esté planteando en serio devolver a Granero al medio campo. El entrenador cántabro conoce bien el terreno de juego donde toca jugar el domingo y sabe que, con las lluvias de los últimos días y las que hay anunciadas para a partir de hoy, va a estar especialmente pesado. Jugar a fútbol o al menos intentarlo va a resultar más duro que el domingo pasado en El Sardinero, donde había mucha agua pero no barro. Éste puede aparecer en el Stadium Gal y eso hace que tenga menos sentido la aparición de un futbolista como Quique Rivero en el equipo inicial, ya que éste juega a una cosa que no se puede jugar en campos maltratados.

Otro factor que permite que tome fuerza la posibilidad de contar con Granero como centrocampista es la certeza de que Miguel Gándara puede rendir a un gran nivel en el centro de la zaga. Lo dejó claro en los partidos ante el Burgos y el Caudal y lo confirmó el pasado domingo ante la Real Sociedad B, cuando por fin volvió al equipo para hacerlo, además, como central, que es donde más a gusto y seguro se le nota. De hecho, lo más probable es que el joven canterano repita entre los elegidos. En la sesión de trabajo de ayer se mantuvo en todo momento en el equipo teóricamente titular. Él siempre formó parte de la pareja de centrales y quienes se alternaban eran Granero y Gonzalo. Cuando el primero subía al medio campo, el burgalés se colocaba en el eje de la zaga.

Esto quiere decir que en el caso de que Viadero termine apostando por devolver a Granero al medio campo, se formaría en la defensa una pareja de centrales completamente novedosa. Los tres partidos que ha acumulado Gándara en el centro de la retaguardia han sido siempre junto al capitán y manteniendo en todo momento un punto en común, que es haber terminado todos ellos sin haber recibido gol. Eso ya es una garantía.

Si el técnico apuesta por no cambiar la zaga que jugó ante la Real Sociedad B, Gonzalo habrá sufrido la misma situación que sufrió Gándara casi un mes antes. Y es que, éste se había hecho con un sitio entre los titulares tras sus buenos partidos contra el Burgos y el Caudal y fue una lesión lo que le impidió enlazar un tercer partido consecutivo saltando de inicio. Eso lo aprovechó Gonzalo para asomar la cabeza y, como las cosas iban razonablemente bien, se quedó en el once mientras que el cántabro incluso acabó en la grada. En esta ocasión, ha sucedido justo al revés y ha sido Gonzalo el que se quedó privado de jugar ante la Real Sociedad B por sanción, algo que ha aprovechado Gándara para recuperar el sitio.

La posibilidad de que el domingo sean los dos los que partan de inicio dependerá de dónde juega Granero. Éste tiene todo el aspecto de que va a reconducir su carrera hacia la posición de central. Es algo que probó de manera fugaz Viadero el curso pasado y de lo que tuvo que echar mano cuando ha ido acumulando lesiones en la retaguardia durante esta primera vuelta. Y es que, ni Regalón ni Gonzalo, los dos centrales fichados durante el pasado verano, han conseguido tener continuidad durante estos meses. De hecho, el primero de ellos se va a pasar tres meses sin jugar a pesar de que llegó como futbolista con galones. Será, al igual que Álex García, uno de esos jugadores que se convertirá en refuerzo de invierno para el Racing.

Por ahora, Viadero ha preferido mantener a Granero como central. Cada vez se le ve más cómodo y, obviamente, la acumulación de partidos en esa posición ayuda a que vaya interiorizando movimientos propios de esa posición que él todavía no tenía adquiridos. Es indiscutible que, a día de hoy, es uno de los pilares del equipo, uno de los insustituibles para su entrenador y, además, está aportando goles. En las últimas semanas incluso se le ha visto mandar mucho más, tal y como hacía en la medular, lo que quiere decir que su grado de confianza va subiendo.

Comentarios