Viernes. 20.10.2017 |
El tiempo
Viernes. 20.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

REAL RACING CLUB

Un once definido

Viadero no ha escondido en sus dos últimos amistosos los planes que prepara para recibir al Arenas.

Viadero, durante un entrenamiento del equipo. / J. R.
Viadero, durante un entrenamiento del equipo. / J. R.

A estas alturas, la confección de la plantilla racinguista sigue un ritmo similar al del curso pasado. Entonces, cuando Ángel Viadero era el único encargado de la elaboración del proyecto deportivo, el Racing fue capaz de dar forma a un gran once inicial difícil de igualar por otro equipo de la categoría. Sin embargo, el plantel era corto. Poco profundo. Por esa razón, en cuanto se lesionaron dos jugadores importantes, el edificio se vino abajo y hubo que reconstruirlo, como le gustó decir al entrenador verdiblanco. A día de hoy, el camino sigue siendo similar. Económicamente continúa el club sin estar espléndido y, con una base ya consolidada desde el curso pasado, ha apostado por la calidad en vez de por la cantidad.

Quizá sea esa la razón, además de por las bajas que acumula el Racing a día hoy, por la que el once inicial que va a saltar a jugar contra el Arenas el próximo domingo día veinte ofrezca pocas dudas. Está bien definido. Pocas incógnitas hay al respecto y Viadero tampoco se ha encargado de alimentarlas porque prácticamente lo ha repetido en los dos últimos amistosos disputados por el conjunto cántabro, tanto ante el combinado AFE el pasado sábado como ante el Sporting el pasado miércoles. Ha utilizado ambos partidos como verdaderos ensayos generales. Sobre todo, el de hace dos días ante un equipo de superior categoría. Y en ninguno de ellos ha escondido sus cartas.

Ante el Sporting jugó Raúl bajo palos pero pocas dudas hay de que será Iván Crespo quien comience responsabilizándose de la portería verdiblanca. El de portero es, sin duda, el puesto mejor cubierto por el conjunto verdiblanco. En defensa, ante la lesión de Córcoles, que sigue sin sumarse al grupo, será Miguel Gándara quien empiece a jugar como lateral derecho. Como centrales arrancarán los únicos que hay ahora mismo en nómina, que son Regalón y Gonzalo. Y lo mismo sucede con el lateral izquierdo, donde Julen parte como el único jugador específico para ese puesto.

Donde más competencia hay es en la sala de máquinas, donde Viadero dispone de Quique Rivero y Borja Granero, que a buen seguro sean quienes comiencen jugando el partido contra el Arenas. A Antonio Tomás aún le queda ponerse a punto, Sergio partirá desde el banquillo y el entrenador, como ya demostrara ante el Sporting, piensa en Javi Cobo para completar la delantera. Juanjo necesitará alargar la pretemporada y, aunque todo apunta a que Matías, que ha mostrado un importante olfato goleador durante el verano, tendrá continuidad en el primer equipo, es patente que al ataque aún le faltan efectivos que, por ahora, completará el jugador de Torrelavega.

Por la derecha comenzó César el sábado y Óscar el miércoles, cuando el primero de ellos estaba lesionado. El manchego, como ya demostrara el curso pasado, puede jugar tanto en banda como en punta de ataque sin que su rendimiento se vea afectado. Es otra alternativa que maneja Viadero para acompañar a Aquino aunque, por ahora, da la sensación de que va a apostar por la pareja de hermanos.

Donde no hay duda es en banda izquierda. Al igual que sucede en el lateral, Héber parte prácticamente como el único futbolista con aspiraciones de titularidad. Más aún, tras mostrar un gran rendimiento en el partido contra el Sporting. Y esperando que se abra una oportunidad en cualquiera de las posiciones de ataque estará Pau, que pretende dar un salto definitivo esta temporada, después de haber firmado su primer contrato como profesional.

Buena parte de los jugadores que apuntan al once inicial que salte a jugar el domingo día veinte contra el Arenas ya completó noventa minutos de juego en el último amistoso disputado hasta la fecha. Viadero dio valor a la buena respuesta de sus hombres ante este test al mantener en todo momento una buena intensidad. Y es que, entiende que es positivo acostumbrarse «a sufrir» porque en el primer tramo de temporada «a los equipos les cuesta pulir una puesta a punto óptima y hay que recurrir a la capacidad de sacrificio para saber estar ante situaciones de fatiga». 

Y el Racing respondió bien ante el Sporting a pesar de que éste cambió a todo su equipo tras el descanso metiendo «una marcha más» que puso en dificultades a los jugadores del conjunto cántabro. «El equipo fue capaz de cerrar bien las acciones de ataque e incluso tuvo opciones de salir», recuerda el entrenador verdiblanco. Eso sí, a la hora de lanzar un contragolpe, entiende el entrenador santanderino que «aún falta un poco de ‘punch’ y fuerza en el tramo final para acabar más cosas».

Viadero tiene claro que no va a poder echar mano de Juanjo y Antonio Tomás para comenzar el campeonato porque, aunque son «unos profesionales extraordinarios» y antes de firmar por el Racing «se han estado preparando individualmente con preparadores físicos, hay que tener en cuenta que no es lo mismo entrenar en solitario que hacerlo a nivel colectivo, ya que la demanda física y los estímulos son diferentes y más exigentes». De esta manera, entiende que han de ir «adaptándose al grupo de manera controlada para intentar evitar también una lesión». Por ahora, les toca seguir evolucionando para, cuando les toque salir a la arena, hacerlo en plenas condiciones de aportar y con la capacidad física de sentirse a gusto con su fútbol para ganar confianza, que es algo básico. Cuando eso suceda, y a la espera también de los refuerzos que quedan por llegar, a buen seguro que el once inicial del Racing ya no estará tan claro.

Comentarios