22.10.2018 |
El tiempo
Lunes. 22.10.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

FICHAJES

El Racing cierra su plantilla con el lateral diestro Adán Gurdiel

El jugador, un ‘2’ con proyección ofensiva, se desvinculó ayer del lorca y hoy firmará su nuevo contrato con el club cántabro.

Adán Gurdiel, en el banquillo de la Ponferradina, club donde se hizo futbolista. / Sportleón
Adán Gurdiel, en el banquillo de la Ponferradina, club donde se hizo futbolista. / Sportleón
El Racing cierra su plantilla con el lateral diestro Adán Gurdiel

El mercado aún permanecerá abierto durante el día de hoy, pero, salvo sorpresa mayúscula en forma de regalo inesperado de algún futbolista sub 23, el Racing va a dar por cerrada su plantilla con la incorporación de Adán Gurdiel. Es el futbolista elegido para dotar a la plantilla de un lateral derecho que tape el agujero que ha permanecido abierto en ese puesto durante un buen número de jornadas del presente campeonato. Se trata de un futbolista experimentado y que, al ser mayor de 23 años, obligará a que la entidad verdiblanca tramite alguna baja. Y el elegido va a ser David Córcoles, que el pasado domingo jugó su último partido vestido de verdiblanco. Su despedida coincidió con su peor actuación, por lo que será una despedida triste.

Gurdiel ha jugado hasta la fecha con el Lorca en Segunda División. Sin embargo, allí no ha contado con todos los minutos que ansiaba tener y, además, desde la llegada de Fabri al banquillo murciano prácticamente quedó apartado en el ostracismo. El club loquino le ha abierto la puerta durante todo este mes pero el jugador, al no encontrar un destino que le apeteciera de verdad, se resistía a abandonar su estatus de jugador de la categoría de plata. Hasta que esta misma semana llegó la llamada del Racing. Entonces no se lo pensó dos veces y ayer mismo rescindió de manera amistosa el contrato que le unía al Lorca.

Desvincularse del que ha sido su club en los últimos meses fue el primer paso y el siguiente fue fichar por el Racing. El acuerdo está cerrado y sólo queda la firma del jugador, que se producirá hoy mismo tras su llegada a Santander. La intención es que  sin más dilación conozca cuanto antes a sus nuevos compañeros y a su nuevo cuerpo técnico con la clara intención de que el domingo juegue de inicio. De hecho, al igual que lo era Córcoles, él va a ser el único especialista para el lateral derecho de la plantilla. Zorrilla y Saiz Maza entrenan de manera periódica con el primer equipo pero ha quedado acreditado que Ángel Viadero aún no les ve preparados para dar el salto. También ha pasado ya la época en la que apostó por Gándara y Sergio Ruiz. Pueden tapar un agujero circunstancial, pero no se puede atacar el ascenso con ellos vistiendo el dos a la espalda. El Racing necesitaba un profesional nato para ese puesto y lo ha encontrado.

Gurdiel firmará un contrato que le unirá al Racing hasta final de temporada y, en el caso de que el conjunto cántabro lograra el ascenso,  se renovaría de manera automática otras dos campañas. Es lo mismo que firmaron quienes llegaron en el mercado invernal del pasado año y muy similar al sellado por Borja Lázaro con la diferencia de que éste está cedido hasta el 30 de junio y, si el equipo de Viadero no asciende, él volvería al Alcorcón. De esta manera, se mantiene la política defendida por la comisión deportiva de fichar a futbolistas mirando a medio plazo y con la intención de que también sean útiles para salir a jugar en Segunda División la próxima temporada, que es el gran y único objetivo racinguista. Al final, la intención es que, en caso de dar el salto, no tener que estar construyendo una nueva plantilla de cero, sino tener una base ya hecha.

De la Ponferradina. Quien se va a convertir en nuevo jugador del Racing tiene 24 años y es natural de El Bierzo. Esto hizo que, lógicamente, se formara en todas las categorías inferiores de la Ponferradina. Fue subiendo peldaños hasta que, por fin, en el curso 2012-2013, con 19 años, debutó en el primer equipo blanquiazul en un partido de Copa del Rey ante el Huesca. Entonces era un novato pero fue uno de los encargados de lanzar un penalti en la tanda decisiva que solventó la eliminatoria, lo que ya dice mucho de él.

Con todo, su debut no tuvo continuidad y la Ponferradina, entendiendo que necesitaba minutos y habiendo culminado su etapa juvenil, le cedió la campaña siguiente a la Cultural Leonesa, recién ascendido a Segunda B y donde se convirtió en uno de los mejores jugadores de la temporada. Eso le hizo valedor de una oportunidad con el primer equipo berciano. Para entonces, quien se había convertido en su principal valedor, que era Claudio Barragán, ya no estaba en el banquillo y su puesto lo ocupó Manolo Díaz, con quien los blanquiazules completaron una gran temporada luchando por entrar en los playoff hasta la última jornada. De hecho, cuando pasó por El Sardinero, estaba apurando sus opciones de colarse entre los seis primeros por mucho que Pedro Munitis, por entonces técnico racinguista, les afeara haber salido a morder en Santander cuando el Racing se estaba jugando la vida.

Durante aquella campaña, Gurdiel completó catorce partidos en un equipo que pugnó por mirar a Primera División. Aquello ya le abrió por fin un hueco en el primer equipo y su valía la confirmaría en la temporada 2015-16. Hasta entonces, siempre había actuado como extremo pero Manolo Díaz le reconvirtió a lateral. Se convirtió así en un fijo en las alineaciones y, al terminar contrato esa misma campaña, recibió numerosas ofertas que rechazó para quedarse en casa. Sin embargo, aquella temporada acabó de la peor manera después de una caída en barrena que termina con el equipo en Segunda B. Ahí jugó el conjunto berciano la campaña pasada siendo rival del Racing y teniendo, durante buena parte de la misma, a Pedro Munitis en el banquillo. Sin embargo, unos problemas con una pubalgia le impidieron jugar con cierta continuidad y fue el verano pasado, con el Lorca recién ascendido, cuando recibió la llamada de los murcianos para volver a Segunda División, algo que él aceptó. Estuvo a gusto hasta que la llegada de Fabri ya le invitó a cambiar de aires.

Su trayectoria, el hecho de haber nacido extremo y haber sido retrasado al lateral, habla de un ‘dos’ con naturaleza ofensiva capaz de ayudar en ataque. Y lo cierto es que es algo que venía pidiendo a gritos el equipo porque la temporada la comenzó Gándara en el lateral diestro y la continuó Córcoles. Y ninguno de los dos aporta mucho más allá de la línea de medios. De hecho, quien más lo hizo fue Sergio Ruiz durante los partidos en los que se tuvo que reconvertir. Sin embargo, los errores que costaron goles y que cometió tanto en Logroño como en Getxo, le invitaron a pensar a Viadero que quizá no era buena idea insistir con el astillerense por ahí.

De ahí que, tras atar a los dos delanteros que consideró prioritarios el Racing durante el presente mercado invernal, la prioridad pasara a ser fichar a un lateral derecho polivalente que, en un momento dado, también pudiera jugar como central. Esto último tampoco era de obligado cumplimiento, pero sí lo era que el jugador fuera sub 23. De ahí que llamaran a buena parte de los grandes clubes españoles preguntando por si en su cantera tenían alguna joya con el dos a la espalda a la que quisieran dotar de minutos en una plaza exigente. Y no encontraron nada. Sin embargo, después de la mala actuación de Córcoles el pasado domingo, sumada a un también mal partido (sobre todo el segundo tiempo) ante el Gernika y a la confirmación de que deberá estar más de un mes de baja, el club cántabro pasó a buscar un lateral sin la limitación de la edad y con la decisión tomada de tramitar una baja si era necesario. Y es lo que han hecho.

Comentarios