Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

FÚTBOL

Tres puntos muy trabajados

El Racing se impuso al caudal en un encuentro en el que los verdiblancos tiraron de oficio. Los de Ángel Viadero jugaron con uno menos casi toda la segunda parte. 

Los jugadores del Racing celebran uno de sus goles mientras los aficionados del equipo verdiblanco les animan. / LOF
Los jugadores del Racing celebran uno de sus goles mientras los aficionados del equipo verdiblanco les animan. / LOF
Tres puntos muy trabajados

El Racing sumó un valioso triunfo en Mieres al derrotar al Caudal por un 0-2 que le afianza en la zona noble y le permite recortar tres puntos al líder Mirandés, tras la derrota de los burgaleses en su visita al Osasuna ‘B’. El conjunto cántabro volvió de esta manera a la senda de la victoria después del batacazo que se dio en Urritxe la semana pasada ante el Amorebieta. Esa fue la única derrota de los santanderinos en las últimas nueve jornadas de competición.

Fue un partido donde los racinguistas tiraron de oficio para vencer en un campo complicado como el Hermanos Antuña, y donde aprovecharon un gol en cada periodo para llevarse los tres puntos. Aparte de afrontar un partido serio sin apenas ofrecer concesiones al adversario, también primó el esfuerzo del equipo una vez que se quedó con diez por la expulsión de Castañeda, terminando el encuentro casi sin pasar apuros ante un Caudal que marró una pena máxima.

Ángel Viadero introdujo dos cambios en el once, respecto al equipo que se impuso el miércoles al Burgos (1-0). Javi Cobo y el canterano Pau Miguélez ocuparon el puesto de Quique Rivero y César Díaz. Por su parte, el Caudal salía con cuatro centrocampistas puros situados en rombo, una prueba del técnico Paco Fernández en busca de revertir la dinámica negativa del conjunto mierense, que se prolonga una semana más y que le mantiene en la penúltima posición de la tabla clasificatoria después de seis derrotas consecutiva. Muy preocupante la situación del ex técnico del Racing.

El Caudal salió a presionar muy arriba a un Racing que se mostraba incómodo en los primeros minutos, lo que propició muchas imprecisiones en los dos equipos, que apenas generaron llegadas de peligro a las dos áreas. Aquino apareció, poco antes de la media hora, para remachar de cabeza un rechace de Rabanillo, tras una gran jugada individual de Óscar Fernández. El Racing se adelantaba en el marcador en una primera parte que tuvo mayor dominio caudalista y sin ocasiones. Cabe destacar la seguridad defensiva de los racinguistas, nuevamente con Borja Granero como central, que no concedieron ni una aproximación peligrosa al Caudal, que no inquietó a Iván Crespo en los primeros cuarenta y cinco minutos.

La segunda parte comenzó movida. A los dos minutos de la reanudación, un centro de Javi Sánchez que sorprende a la zaga y que remató Thaylor, quedando el balón muerto en el área y golpeando en la mano de Castañeda, para evitar el segundo remate, decretando el colegiado la consiguiente pena máxima y expulsión del defensa racinguista. Javi Sánchez se encargó de lanzar el penalti, pero su remate se marchó muy alto, desaprovechando la mejor ocasión para empatar.

Mazazo anímico. El Caudal fue perdiendo fuelle tras este mazazo anímico y más aún tras el 0-2, que llegó tras un saque de esquina que despejó Adrián Llano, cayéndole el balón a Borja Granero, que remató de primeras y el balón golpeó en un jugador para despistar al guardameta anfitrión que no pudo reaccionar a tiempo. El partido empezaba a encarrilarse para los de Ángel Viadero. El premio al trabajo estaba cerca, pero quedaba todavía media hora por delante.

El Racing, aún estando con un jugador menos, defendió con solvencia, derrochando esfuerzo y solidaridad colectiva, ante un Caudal romo en ataque, que lo intentaba pero sin inquietar a Iván Crespo. Los de Viadero pudieron ampliar la cuenta a la contra. Borja Granero dispuso de un mano a mano con Rabanillo que el guardameta gijonés despejó. El partido se consumió sin que el Caudal crease ninguna acción de peligro más. De hecho Badiola tuvo el 0-3, que atajó Rabanillo. 

El Racing piensa ya en su próximo rival, otro equipo asturiano como el Lealtad, que visitará el Sardinero el próximo domingo a las 17:00 horas. Un encuentro que los verdinegros deberían sacar con relativa solvencia para seguir amenazando el primer puesto del Mirandés.

Comentarios