23.10.2018 |
El tiempo
Martes. 23.10.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

Primera victoria de la temporada

El conjunto de Torrelavega sumó los tres puntos ante el gernika en un partido que dominó durante muchos minutos. Tuvo varias ocasiones para lograr un marcador más amplio. 

Los jugadores de la Gimnástica celebrando la victoria conseguida. / J. Ramón
Los jugadores de la Gimnástica celebrando la victoria conseguida. / J. Ramón
Primera victoria de la temporada

A la séptima fue la vencida. Por fin llegó la tan ansiada victoria de la Gimnástica en su enfrentamiento ante el Gernika, partido correspondiente a la jornada siete de la Segunda División B, grupo 2. Antes de comenzar el encuentro se inauguró en el palco el busto de Gabino Teira, fundador del club, con la presencia de su hija Delfina Teira. Por su parte, el recien- temente proclamado campeón de Europa superwelter, el púgil torrelaveguense Sergio García, realizó el saque de honor.

Aunque por la mínima, el equipo de Pablo Lago consiguió los tres puntos en un encuentro con dos partes bien diferenciadas. Unos primeros cuarenta y cinco minutos en los que el conjunto local dominó completamente la situación y con una segunda mitad, donde hubo algunas imprecisiones y dudas. El equipo se vio que salió a por todas desde el primer minuto con un aviso de Primo, aunque su lanzamiento desde fuera del área se marchó fuera. La jugada polémica se produjo en el minuto 9, cuando el colegiado anuló un gol de Vitienes quien, desde fuera del área, mandó el balón al fondo de la red tras recoger un rechace de la zaga visitante; el director de la contienda señaló un fuera de juego que fue muy protestado por la grada y jugadores y que nadie llegaba a entender la causa del mismo. La Gimnástica seguía dominando el juego con un centro del campo más físico al incorporar el técnico local a Luis Alberto a la medular. El peso del partido correspondía a los locales, aunque las llegadas al área de los vascos no llevaban excesivo peligro. Hasta el minuto 20 no llegó el Gernika al área de Álex Ruiz en un lanzamiento inocuo. Fue en el minuto 25 de juego cuando el delantero Primo fue derribado en el área, decretando el colegiado el máximo castigo. El correspondiente lanzamiento fue ejecutado perfectamente por Camus sirviendo para abrir el marcador. Los aficionados no cabían de gozo viendo que las cosas se ponían bien. Faltando un minuto para llegar al descanso, el delantero Rozas pudo aumentar la cuenta goleadora pero falló ante Altamira cuando se encontraba en una excelente posición, llegándose al descanso con esa victoria por la mínima.

En la segunda parte, los visitantes intentaron adelantar algo sus líneas, con un juego basado en lan- zamientos largos al área que fueron bien resueltos por la defensa de la Gimnástica, que parecía que quería conservar este gol. Por su parte, el conjunto vasco llegaba algo más a las inmediaciones del guardameta local, aunque sin generar un claro peligro, salvo con el lanzamiento de un par de saques de esquina. En el minuto 73 fue expulsado Enziondo tras ver la segunda tarjeta amarilla como consecuencia de una clara falta. Cuando parecía que la situación favorecería al equipo torrelaveguense aparecieron los nervios entre los jugadores viendo cómo el Gernika se lanzaba al ataque en busca del empate. A pesar de ello, en varios contraataques, los de casa pudieron conseguir algún gol más. Así, en el 86 Nacho Rodríguez no tomó una buena decisión al chutar desde fuera del área viendo al portero adelantado, ante un ataque de tres contra uno y dos minutos des- pués, Víctor no acertó a rematar en una clara posición.

El susto llegó en el minuto 92, cuando en un barrullo en el área local Gorka mandó el esférico al palo, ante el susto de los aficionados. Al final, justa victoria y tres puntos vitales.

Comentarios