Viernes. 15.12.2017 |
El tiempo
Viernes. 15.12.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Julen Castañeda renueva su contrato hasta junio de 2020

Julen Castañeda, celebrando su único gol como racinguista en el partido ante el Villanovense. / J.R.
Julen Castañeda, celebrando su único gol como racinguista en el partido ante el Villanovense. / J.R.
Julen Castañeda renueva su contrato hasta junio de 2020

El Racing tiene una fe absoluta en Julen Castañeda. Piensa en él incluso como un jugador que aprovechar en el caso de que el equipo verdiblanco consiga el ascenso a Segunda División. De otra manera, no habría actuado tan rápido para garantizar su futuro como verdiblanco. Ayer mismo, el club que preside Manuel Higuera anunció por sorpresa la renovación del contrato del jugador tolosarra, que terminaba el próximo treinta de junio del 2018. Lo ha prolongado otros dos años más y, de esta manera, ambas partes se han dado el sí quiero hasta el 2020.

El Racing está adelantando trabajo y no ha querido dejar para la primavera lo que ya puede dejar hecho ahora. De esta manera, se evita cualquier tipo de movimiento o canto de sirena que pudiera tentar al lateral izquierdo de Tolosa. A partir del próximo uno de enero habría quedado libre para negociar su futuro con quien quisiera pero esa puerta ya ha quedado cerrada. El defensor guipuzcoano será racinguista hasta 2020. Con su renovación, sigue así el camino de Dani Aquino, otro jugador que cumplía contrato el próximo verano y que hace ya un par de meses firmó su vinculación con la entidad cántabra hasta el mismo año en el que lo ha hecho el guipuzcoano.

Castañeda llegó en el verano del 2016 de la mano de Ángel Viadero. Ambos habían coincidido en el Burgos y habían conectado. El técnico santanderino veía en él un gran potencial que quería explorar en un equipo con verdaderas ambiciones. De esta manera, fue la primera operación que cerró cuando se convirtió en entrenador del Racing. Tanta confianza tenía en él, que ni siquiera fichó a otro lateral izquierdo por mucho que no hubiera ninguno que apretara en el filial o en el juvenil. Eso acabó siendo un problema.

El futbolista formado en la cantera de la Real Sociedad ha sido titular siempre que ha estado disponible, que ha sido en todo momento desde su llegada a Santander excepto en esos tres meses en los que tuvo que parar por culpa de una subluxación de hombro que le obligó a pasar por el quirófano. De hecho, él fue el primero en caer, la primera víctima de la plaga de lesiones graves que destruyó al equipo cántabro en la primera vuelta del curso pasado. Como no había recambio más allá de reconvertir a Mikel Santamaría, el Racing tuvo que acudir al mercado y fichó al argentino Bontempo. Un error.

Con la llegada del nuevo curso, el club cántabro siguió sin fichar un nuevo lateral izquierdo de repuesto. Castañeda no tiene competencia directa porque Viadero considera que no la necesita. Su fe en el guipuzcoano es absoluta. También su fe en su estado de salud, ya que no se puede permitir ni un resfriado. Este curso, ni siquiera cuenta con una figura similar a la de Mikel Santamaría para cubrir un agujero momentáneo. El entrenador cántabro ha dicho alguna vez que, en un momento dado, Álex García podría ejercer de carrilero, pero no es una opción que haya trabajado apenas hasta la fecha.

Está donde quiere. El inicio de temporada del lateral zurdo no ha sido tan bueno como el del curso pasado pero, aún así, la renovación ha llegado a principios de octubre, con mucho curso aún por delante. La negociación ha sido rápida y sencilla porque siempre lo es cuando dos partes quieren llegar a un mismo sitio. El club quería que continuase y el jugador quería continuar. Poco más había que hablar. Tras el entrenamiento de esta mañana, cuando el equipo comenzará a preparar el partido de Vitoria, el defensor racinguista hablará ante los medios para trasladar sus sensaciones tras haber quedado vinculado al Racing hasta que cumpla treinta años.

Ayer, el club ya trasladó unas primeras impresiones del jugador en las que reconocía estar «muy contento» por la firma. «No me lo pensé porque estoy donde quiero estar», explicó Castañeda. «Lleva año y medio disfrutando de Cantabria y de un club ideal», añadió. Además, se mostró seguro de que esa renovación la disfrutará en una categoría superior: «Este año tenemos equipo para conseguir sí o sí el ascenso a Segunda División». Afirmó estar «encantado de formar parte de este proyecto» y aprovechó para «dar las gracias al club por la confianza» que ha demostrado en él. «Espero darlo todo para cumplir el objetivo de volver al fútbol profesional», concluyó.

Comentarios