Domingo. 23.07.2017 |
El tiempo
Domingo. 23.07.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

«Se huele que empieza lo bueno»

aquino reconoce que está con ganas de afrontar la parte más complicada del calendario, en la que el racing espera brindar «buenos resultados a la afición para que también ésta responda y a final de año se vea casi lleno el sardinero»

«Se huele que empieza lo bueno»

Lo importante en la primera vuelta es no perder el tren. Una vez a bordo, el objetivo en la segunda es llegar hasta la locomotora y hacerse con los mandos. Es una vez superado el ecuador del campeonato cuando cada partido multiplica su trascendencia y cuando los errores se pagan más caros. Crecen los nervios y la ansiedad y todos esos ingredientes que convierten un mero deporte en una pura pasión comienzan a olfatearse también en el vestuario racinguista. Es a partir de ahora cuando comienza lo más bonito y lo que nadie se quiere perder. Aumenta el cosquilleo previo a cada partido. «Se huele que empieza lo bueno», como bien dice Dani Aquino, un tipo que llegó al Racing para jugar partidos como los que están por llegar.

«Va a ser bonito», augura el máximo artillero racinguista, que confía en poder brindarle «buenos resultados a la afición para que también la afición responda y a final de año veamos que El Sardinero está lo más lleno posible». Para poder echar ese cable a la grada puede ser importante lo que suceda en las próximas semanas, cuando el Racing se va a medir a los mejores equipos del grupo. El primero en pasar por caja será el Celta B, que visitará El Sardinero el próximo domingo. Advierte el delantero verdiblanco de que se trata de «un equipo muy dinámico que está aguantando el ritmo que estamos imponiendo los tres o cuatro equipos de arriba». De hecho, lleva siguiendo la sombra del conjunto cántabro desde que comenzó la competición y ambos firmaran tablas en Barreiro en la segunda jornada.

Aquino considera que el Celta B reúne las características que suelen definir a todo equipo filial, que es ser «muy dinámico, rápido y con calidad». Que no se despiste nadie. Razones para confiarse no hay porque se trata del tercer clasificado con sólo cuatro puntos menos que el propio Racing. Culminar el compromiso con buen pie dependerá, como bien avisa el delantero murciano del Racing, «de conseguir minimizar al máximo todas esas virtudes que tienen», lo que debe ir acompañado del refuerzo de las suyas propias.

El Racing llega a esta parte complicada del calendario sumido en un buen momento de resultados aunque no tanto de juego. En la caseta verdiblanca consideran que el partido ante el Celta B, que se ha ganado el respeto de todo el grupo al jugar con la ambición de quien quiere subir de categoría, puede ser una buena oportunidad para regalar a la afición un buen partido de principio a fin con el que poder volver a casa pleno y satisfecho. «Es algo que estamos esperando todos», reconoce Dani Aquino. Con todo, éste recuerda que, «cuando termina el año y cuando has sumado setenta u ochenta puntos nadie se acuerda de cómo has jugado». Es una máxima que repetía Paco Fernández. O el propio Joaquín Caparrós. «Clasificación, amigo», respondía una y otra vez cuando le cuestionaban sobre el juego de los suyos.

«Lo importante es sacar el resultado aunque también es verdad que sale el orgullo del propio futbolista, que siempre quiere jugar bien, dominar y tener el cien por cien de la posesión», confiesa el máximo goleador del Racing tras celebrar doce tantos en la primera vuelta. Con todo, entiende que esto último es «secundario» y, en su opinión, hay que valorar que «el equipo es generoso y está volviendo a recobrar las sensaciones que tenía en las diez u once primeras jornadas». Entonces nunca llegó a golear a nadie pero sí trasladaba cada fin de semana una sensación de superioridad que ahora no consigue vender.

Una de las razones puede estar depositada en la falta de gol que sufre el equipo. Ha marcado 26, que, por ejemplo, son 22 menos que los que ha marcado la Cultural, diez menos que el Celta B o siete que el Pontevedra. Y doce de ellos los ha firmado un mismo jugador, que es Dani Aquino. Éste destaca que, cuanto menos, el Racing está consiguiendo «rentabilizar al máximo esos goles, que al final es lo que cuenta». Con todo, tiene claro que con el tiempo «cambiará esta racha y esta dinámica». «Yo estoy teniendo la suerte de convertir muchos pero en seguida empezarán también los compañeros y entonces subiremos ese registro goleador», subraya.

En definitiva, se trata de números que pocos tendrían en cuenta si no estuviera la Cultural por delante marcando unos registros de récord. Los 44 puntos que tiene el Racing no los había tenido nunca a estas alturas pero hay otro por delante que tiene dos más. Se trata de la Cultural. Aquino no quiso volver a poner el ejemplo de la liebre que usó hace unos meses y que tan mal sentó en León pero sí recordó que está completando «un año magnífico con unos números buenísimos». «Pero esto es Segunda B y ya sabíamos todos que en cualquier momento ellos podían bajar un poco el ritmo», destaca el atacante racinguista. Ese momento ha podido llegar ya después de que los hombres de Rubén de la Barrera hayan encajado dos derrotas consecutivas y estén a las puertas de un derbi ante la Ponferradina. «Nosotros tenemos que aprovechar el mal momento que puedan tener para estar ahí al acecho. Hay que seguir intentando sumar de tres en tres, hacernos con el liderato y acabar primeros, que es lo que queremos todos», concluye el goleador murciano.

Comentarios