21.06.2018 |
El tiempo
Jueves. 21.06.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Entre dos zurdas

Viadero dispone de dos extremos izquierdos que están entre lo mejor de la categoría. Héber está en un gran momento pero el técnico quiere dar protagonismo a Álex García.

Álex García y Héber Pena. / J.R.
Álex García y Héber Pena. / J.R.

Hay algunos puestos en la plantilla del Racing que están un tanto desasistidos y que no se pueden permitir la lesión o la enfermedad de quien habitualmente lo ocupa. Sin embargo, hay otros que cuentan con una enorme competencia. Esto sucede, sobre todo, en el extremo izquierdo, donde Ángel Viadero cuenta con dos futbolistas de enorme nivel que a buen seguro serían titulares en prácticamente todos los equipos de la categoría

Son Héber y Álex García los jugadores que están a disposición del técnico cántabro para hacer diabluras por el carril del once. Éste va a tener que deshojar la margarita antes de cada partido para quedarse con uno de ellos porque son figuras específicas en su puesto. Es difícil probarles en otro diferente o conseguir que ambos coincidan sobre el terreno de juego, por lo que todo apunta a que Viadero se va a encontrar con un problema antes de cada jornada. Habrá un damnificado que se topará ante una situación desconocida para él. Y eso hay que saber administrarlo.

Hasta la fecha, el técnico santanderino lo ha tenido fácil porque Héber ha estado rindiendo a un gran nivel y Álex García era un recién llegado al que le faltaban minutos de competición. Es cierto que había completado toda la pretemporada con el Tenerife y llegaba en forma, pero también que sólo había disputado el primer amistoso con el equipo isleño. Ese ritmo lo ha ido adquiriendo poco a poco y ahora incluso entra en las quinielas para jugar el domingo de inicio ante el Peña Sport.

El problema es que para que entre Álex García ha de salir Héber. Y esa no es una decisión sencilla. El gallego ha sido uno de los futbolistas más incisivos y peligrosos del Racing en este arranque liguero. Ha habido partidos en los que el peligro se ha generado exclusivamente por su banda y ha disfrutado de un estado de forma que, cuando el gallego consigue adquirirlo, resulta incluso imparable. Sólo se puede conseguir en falta o, en función del lugar donde se dé, incluso penalti. Le han pitado dos y cree que le han dejado de pitar otros tantos. De hecho, da la sensación de que los árbitros le han tomado la matrícula y que le tienen vigilado actuando con él a la defensiva. Ante esta realidad, lo cierto es que se antoja difícil pensar que Ángel Viadero le pueda apartar del once.

Sin embargo, tanto en el entrenamiento del miércoles como en el de ayer jueves, el técnico ha transmitido la sensación de estar planteándose dar entrada a Álex García. Éste es un jugador de la absoluta confianza del técnico. Cree mucho en lo que puede aportar tanto en el terreno de juego como fuera de él y está con ganas de darle continuidad. Estos días ha alternado con Héber en los equipos teóricamente titulares aunque a los dos también los ha probado por banda derecha. Los pocos minutos en los que, por ahora, han coincidido sobre el prado, ha sido el gallego quien ha jugado a pierna cambiada y lo cierto es que se le ha visto mucho más cómodo que cuando le tocó hacerlo el curso pasado.

La situación de Héber ha cambiado de manera extrema de la pasada temporada a la presente. Entonces, era uno de los pocos jugadores del equipo que no tenía un recambio natural. No había ningún otro especialista en el carril del once en toda la plantilla y por eso era uno de los pocos futbolistas que no tenía derecho ni siquiera a cogerse un resfriado. Pasó por un mal momento de forma en las primeras semanas de la segunda vuelta que incluso le llevó al banco pero recuperó su mejor fútbol a la hora de la verdad. Ahora, en cambio, tiene una competencia feroz en Álex García que le va a exigir rendir siempre a un gran nivel para mantener su estatus, lo que no deja de ser positivo para el rendimiento colectivo del grupo.

Con vistas al partido ante el Peña Sport, da la sensación de que Ángel Viadero tiene a tres jugadores para dos puestos. A Héber y Álex García hay que sumar a Óscar, que también se está mostrando en un buen momento y que, por ahora, es el dueño de la banda derecha mientras César aguarda a que su pesadilla con las lesiones termine. Es un lujo para su entrenador aunque, de todos ellos, el único que falta por demostrar que está en un buen momento es el último en llegar. Por ahora, ha jugado minutos sueltos asentándose siempre en su banda izquierda. Su aparición en el partido ante el Mirandés fue para jugar en ataque junto a Dani Aquino pero aquello duró muy poco. El extremo de Gama ha acabado siempre en su hábitat natural aunque le queda firmar una buena actuación que deje bien claro a todos que ha llegado para ser importante en este equipo. Por su trayectoria, debería serlo. Al igual que Héber. Su entrenador va a tener que elegir entre dos jugadores privilegiados parea la categoría.

Comentarios