18.07.2018 |
El tiempo
Miércoles. 18.07.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

FÚTBOL

Aquino devuelve al Racing a la senda de la victoria

El Racing acaba con la racha negativa y logra el triunfo en el campo del Leioa. Un tanto de Dani Aquino en la segunda mitad hizo justicia con un equipo verdiblanco que se mostró bastante superior a su rival de ayer.

Dani Aquino, una vez más providenciaL. / LOF
Dani Aquino, una vez más providenciaL. / LOF
Aquino devuelve al Racing a la senda de la victoria

Un gol de Dani Aquino mediada la segunda parte sirvió al Racing para romper la racha negativa de las últimas fechas, en las que había sufrido una derrota en la Copa del Rey ante precisamente el Leioa, y dos en Liga, la última de ellas la semana pasada en terreno del Sporting donde cedió por un resultado de 3-1. Así las cosas, los tres puntos se antojaban vitales para los cántabros, que empezaron la jornada novenos y no querían quedar descolgados de la zona de play off.  De inicio, Ángel Viadero apostó por el mismo once que perdió en Gijón, con la única incorporación de Sergio Ruiz por el lesionado Gonzalo, lo que demostraba la confianza que tiene el míster en el bloque que viene utilizando.  La primera parte estuvo bastante equilibrada y arrancó con dos conjuntos que apenas creaban peligro en el plano ofensivo, pero poco a poco fueron los visitantes los que fueron adueñándose del balón e imprimiendo velocidad a sus ataques, sobre todo por la banda izquierda, donde Héber se mostraba muy activo y ponía en jaque a la zaga vizcaína. Así las cosas, tras un tímido lanzamiento del local Leandro que se marchó desviado, fue el racinguista Juanjo el que gozó de la más clara ocasión de este primer acto, cuando en el minuto 21 cabeceó fuera por muy poco una falta botada desde la derecha por el propio Héber.

Desde este instante hasta el descanso, los cántabros se mostraron superiores, a pesar de que el Leioa forzó hasta seis córners, con el consiguiente peligro que ello suele conllevar. No obstante, la defensa verdiblanca no dio opción a sus adversarios, impidiendo los remates de Undabarrena, que había sido el ‘verdugo’ en Copa, mientras que en ataque, los de Ángel Viadero ofrecían un juego cada vez más fluido.

De hecho, superada la media hora de partido, Dani Aquino disparó alto a la media vuelta y casi acto seguido, el citado futbolista fue amonestado con tarjeta amarilla al considerar el árbitro que se había tirado en un lance que fue muy protestado por los integrantes del Racing, que pidieron penalti. Con este panorama, y pese a los intentos de los santanderinos, los dos conjuntos se retiraron a descansar con el 0-0 en el luminoso, lo que dejaba las espadas en todo lo alto de cara a la reanudación.

El inicio de la segunda parte fue muy explosivo por parte del Racing, que imprimió un ritmo muy alto y no tardó en cercar el área rival. Y es que no habían pasado ni dos minutos cuando Dani Aquino lanzaba una falta muy potente, pero demasiado centrada, y seguidamente era este mismo jugador el que chutaba fuera por muy poco. Fueron los dos primeros avisos, que precedieron a un remate de cabeza de Óscar Fernández que se marchó ligeramente desviado.

OCASIONES. Los cántabros estaban perdonando y parecía que podían pagarlo, sobre todo cuando superado el cuarto de hora del segundo tiempo el Leioa empezó a sacudirse el dominio de sus oponentes, pero entonces apareció Dani Aquino, que tras una veloz galopada se plantaba solo ante Iturrioz, que desvió el balón en primera instancia, pero no pudo hacer nada ante el rechace que transformaba el propio Aquino, para delirio de la nutrida hinchada visitante. En el tramo final, los leioaztarras apretaron en busca del empate, pero los pupilos de Ángel Viadero no perdieron el orden y además aprovechaban para lanzar algún contragolpe, como el conducido por Dani Aquino, quien cedió al esférico a Alex García, quien, demasiado escorado lanzó el cuero muy cruzado. César Díaz, por su parte, también tuvo su oportunidad nada más entrar en el terreno de juego, puesto que empalmó un buen chut desde lejos que no encontró la portería rival.

CONTROL. Así las cosas, los minutos fueron pasando sin que el Racing pasase demasiados apuros, a pesar del susto que dio Dani Aquino, cuando a falta de apenas cinco minutos tuvo que retirarse por un mareo. No obstante, el futbolista se recuperó enseguida, por lo que pudo ingresar de nuevo en el césped y ayudar a sus compañeros a amarrar tres puntos que se presentaban muy importantes, sobre todo en el plano anímico, y que fueron obtenidos con merecimiento en un estadio muy complicado como el de Sarriena.

Comentarios