Sábado. 19.08.2017 |
El tiempo
Sábado. 19.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

ROBERTO GARCÍA

Antonio Tomás vuelve al Racing

El centrocampista de 32 años ha firmado un contrato por dos temporadas con el equipo del que se fue en 2007 tras más de cuarenta partidos en primera. Es el tercer cántabro en fichar.

Antonio Tomás. / ALERTA
Antonio Tomás. / ALERTA
Antonio Tomás vuelve al Racing

Hace unas semanas, cuando ni siquiera había comenzado la pretemporada, alguien sacó una foto en las instalaciones Nando Yosu en la que aparecían sobre el césped del campo número uno Quique Rivero, Juanjo y Antonio Tomás. Estaban jugueteando con un balón y afirmaban que estaban por allí de visita, para hablar con los conocidos y hacer algo de gimnasio para mantenerse en forma. Apenas un mes después, los tres son ya jugadores del Racing.

Pachín negó el pasado viernes, durante la presentación oficial de Juanjo, que la dirección deportiva que encabeza estuviera dando lugar a un proceso de cantabrización de la plantilla. Es posible (poco probable) que no sea intencionado, pero lo cierto es que es real. De los cinco fichajes que ha cerrado hasta la fecha el club que preside Manuel Higuera, tres son jugadores formados en La Albericia que nunca llegaron a asentarse en el primer equipo y que, tras triunfar en la diáspora, han vuelto a casa. Comenzó la racha Rivero, la continuó Juanjo y la ha dado continuidad Antonio Tomás, que ayer firmó un contrato por dos temporadas para reforzar el centro del campo verdiblanco.

Con la llegada del jugador de Cartes, Viadero vuelve a disponer, como la temporada pasada, de una sala de máquinas muy poblada. A día de hoy, tiene a su disposición para jugar como medio centro a Borja Granero, Javi Cobo y Sergio Ruiz, que continúan de la temporada pasada, más los recién llegados Rivero y Antonio Tomás. Cuatro cántabros y un valenciano. Va a estar caro y competido entrar en el once con semejante competencia.

A pesar de las piezas que tenía a su disposición, estaba claro que el entrenador verdiblanco quería un nuevo centrocampista defensivo para su equipo. De hecho, su prioridad durante todo el mes de julio fue renovar a Jagoba Beobide, opción que no fructificó. El guipuzcoano, que completó la segunda vuelta de la temporada pasada en el Racing, contaba con una oferta para renovar con el club verdiblanco, además de con otras muchas, y apostó por seguir su carrera en el Burgos, lo que cogió con el pie cambiado a más de uno. Fue a partir de entonces cuando se activó la opción de Antonio Tomás, que, tras varias jornadas de negociación, finalmente quedó cerrada en la mañana de ayer, cuando el jugador aceptó por fin lo que le ofrecía la entidad donde se formó como futbolista. El anuncio oficial por parte del club llegó por la tarde y hoy mismo, además de completar su primer entrenamiento, será presentado de manera oficial.

 

Experiencia. De este modo, Antonio Tomás vuelve a casa. Otro más. Hoy mismo se pondrá a disposición de su entrenador, a quien conoce bien de su etapa de formación, para comenzar su puesta a punto. Al igual que Juanjo, tiene trabajo atrasado porque ha estado entrenando por su cuenta pero no en el seno de ningún equipo. Y esa carencia se nota. Por lo tanto, su primer objetivo será ganar tono físico para, a partir de ahí, comenzar a pelear por un puesto en el equipo. Llega para aportar experiencia y saber estar en un centro del campo que, por ahora, no contaba en sus filas con ningún jugador que se acercara y ni mucho menos superara la treinta. Él ya tiene 32.

Antonio Tomás nació un 19 de enero de 1985, se formó en las categorías inferiores del Racing y debutó en Primera División un treinta de octubre del 2005. Perteneció al Racing hasta junio del 2007 y jugó 43 partidos con la camiseta verdiblanca. Parecía tener su futuro por delante en el seno del equipo que había sido el suyo desde que nació, pero entró en la operación que terminó con Munitis en el conjunto cántabro y con el centrocampista de Cartes, además de Dudu Aouate, en el Deportivo. Y fue ahí cuando inició su trayectoria en La Coruña. Fue en septiembre del 2010 cuando, con aún 25 años, ya había cumplido cien partidos en la máxima categoría del fútbol español.

Antonio Tomás se lesionó en la recta final de ese curso 2010-11. Ese año, el Deportivo descendió a Segunda y al centrocampista lo fichó el Zaragoza. Sin embargo, no levantó la cabeza por sus problemas físicos y apenas jugó tres partidos con el conjunto maño. Aquella temporada 2011-12 la completó en el CSKA de Sofía, con el que jugó diez partidos y fue a la campaña siguiente cuando ya se asentó en el Numancia, para quien jugó entre 2012 y 2016 disputando un total de ochenta encuentros en Segunda División. El curso pasado le tocó hacer las maletas y acabó en el fútbol griego. En concreto, en el PAE Veria de la segunda división helena.

Antonio Tomás no sólo vuelve ahora al fútbol español, sino también a casa. Se trata de un jugador con capacidad de contención y de robo, lo que casa bien con la posibilidad de jugar rápido y vertical de su nuevo equipo, que cuenta con auténticas balas en sus bandas para sacar el máximo rendimiento a esos robos. Además, también dispone de un buen desplazamiento de balón tanto en corto como en largo y, sobre todo, de una experiencia que se debería notar sobre el terreno de juego.  Se trata de una experiencia siempre en categorías superiores, nunca en Segunda B, y tampoco nunca en fases de ascenso o partidos similares. Esa experiencia ya la aportan otros.

Comentarios