Martes. 26.09.2017 |
El tiempo
Martes. 26.09.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

REAL RACING CLUB

«Una vieja aspiración del club»

El racing recupera la figura del director deportivo con Pachín. El técnico cree que llega a «un proyecto ilusionante, con futuro y un equipo con muchas posibilidades de ascenso».

Pachín, junto a Manuel Higuera y Víctor Alonso. / J. R.
Pachín, junto a Manuel Higuera y Víctor Alonso. / J. R.
«Una vieja aspiración del club»

Manuel Higuera definió la operación como «una vieja aspiración del club». Por eso la incorporación al organigrama técnico en labores de director deportivo de  Antonio Martínez Fernández, a quien todo el mundo conoce como Pachín, ha sido interpretado en el consejo de administración como un nuevo paso al frente en la reestructuración y reorganización de un club que se quedó en los huesos tras el paso de los gestores expulsados de la poltrona en enero del 2014. Se trata de un racinguista que conoce bien el club, que entrenó a sus categorías inferiores e incluso al primer equipo durante unos meses de 1990 que no terminaron bien. A partir de ahí, se ha hecho un especialista de la dirección deportiva en el seno de un club de la talla del Villarreal. Hasta que le ha llegado la hora de volver a casa. En enero puso punto y final a su aventura en la entidad castellonense y aceptó el reto que le ofreció el Racing, para el que lleva tiempo trabajando aunque no comenzará a cobrar hasta el 1 de julio. Será entonces cuando, oficialmente, ya pueda decir que es el nuevo secretario técnico del club verdiblanco.

Director deportivo o secretario técnico. Ni Higuera ni el propio Pachín se pusieron de acuerdo ayer en elegir una de las dos denominaciones. Ambas sirven. El recién llegado aseguró, durante su presentación oficial, haber aceptado el cargo con «una alegría enorme», ya que la operación le permite «volver a casa». «Veo que hay un proyecto muy ilusionante, con un futuro en el que las cosas se van arreglando poco a poco, con un equipo que tiene unos números extraordinarios y con muchas posibilidades para conseguir el ascenso», enumeró el técnico cántabro en sus primeras palabras tras su confirmación oficial como nuevo responsable deportivo racinguista. En su opinión, «se reúnen factores para ser optimistas» y él ha llegado para aportar el conocimiento adquirido durante todos estos años en uno de los clubes españoles más importantes y ambiciosos de los tiempos recientes.

Al club presidido por Manuel Higuera no le saldrá cara la operación. Por eso se ha permitido el lujo de poder incorporar a sus filas a un técnico de semejante reputación y se ha lanzado a contratarle y a presentarle incluso sin saber aún si va a conseguir el ascenso a final de la presente campaña. Pachín tiene controlados a muchos jugadores pero, sobre todo, cuenta con una red de contactos que es lo que más se valora en este tipo de cargos.

El recién llegado recordó que, dentro de su cargo, deberá mantener «una relación con la cantera, ya que es un punto importantísimo que, además, el club quiere potenciar». Tendrá contacto habitual con los técnicos que llevan las categorías inferiores pero también «con el entrenador del primer equipo». Todo ello, sin olvidar que el Racing «tiene también una comisión deportiva, por lo que habrá que trabajar en grupo y, poco a poco, ir desarrollando todo esto». «Iremos viendo la posibilidad de profesionalizar un poco más el club dentro de las posibilidades económicas en las que nos podamos mover», añadió.

Llega Pachín de un Villarreal que, a excepción de un año en el infierno de Segunda División, ha sido un habitual en Europa en la zona alta de la clasificación de Primera División. Ahora, en cambio, se ha subido a un barco que se mueve en aguas bien diferentes, como son las de Segunda B. Según el nuevo director deportivo verdiblanco, eso no será «ningún problema» porque, aunque es cierto que ha estado siguiendo a equipos y jugadores de Primera y de fuera de España, su anterior club «también tiene a un equipo en Segunda B y Tercera que también controlábamos». «Tengo un conocimiento bastante amplio. Desde que dejé el Villarreal he estado, además, viendo muchos partidos y antes de dejarlo también, por lo que no va a haber ningún problema a ese respecto». Recordó Pachín que alguien que se dedica a tener bien controlado el mercado de jugadores «no puede dejarlo ni un momento porque, si no, te quedas fuera». «He estado viendo al Racing, partidos de fuera, viajando a ver partidos de Segunda B, también por vídeo... En cuanto te dejas un momento pierdes la onda y te alejas», subrayó para dejar bien claro que, aunque su contrato tiene validez a partir del día uno, él ya está en plena actividad.

 

Profesionalización. Destacó Higuera que la nueva contratación «forma parte del proceso de profesionalización del club». Recordó el presidente verdiblanco que, desde que el «ínclito Ángel Lavín se hizo cargo del club, éste entró en una vorágine de deterioro estructural y profesional que, desgraciadamente, la situación económica no había podido solucionar». Ahora entiende que lo está haciendo después de la llegada de Víctor Alonso como director general y de Pachín como director deportivo. A esto ha ayudado «la entrada del grupo inversor» que ha dado viabilidad a la entidad a falta de que se concrete el paso anunciado por el Gobierno. De este modo, el fichaje del técnico presentado ayer «era un sueño» que los dirigentes tenían. «Y se ha conseguido. Ahora, Pachín forma parte esencial del proceso de profesionalización, por lo que estamos enormemente satisfechos y orgullosos de que forme parte del club», subrayó el máximo dirigente racinguista.

La recomposición del club no termina con la llegada de Pachín, sino que prácticamente es un punto de partida: «El objetivo a medio y largo plazo es crear una estructura técnica en el ámbito deportivo, ya que la que había cuando el equipo estaba en Primera División desapareció de forma radical y, progresivamente, hay que desarrollarla dentro de las posibilidades del club». Higuera cree que es posible aspirar a tener un amplio organigrama si alcanza la máxima categoría, que es cuando se adquieren grandes «niveles de recursos». Hasta llegar ahí, entiende el presidente del club que «hay que ir dando pasos teniendo como modelos a los que mejor lo hacen». Aunque el club esté en Segunda B, recordó Higuera que la estructura que demanda el Racing es de superior categoría. «Nosotros competimos con la Cultural, el Celta, el Hércules o el Cádiz, como el año pasado. Y llegaremos a Segunda y tendremos que competir con los mejores. Y los modelos a seguir son los de los mejores, no el de los que están por debajo de ti», insistió.

Presumió Higuera de haber puesto en marcha un proceso por el cual «se están dando todos los pasos necesarios para recuperar el club del siglo XXI». «Hace tres años, el Racing parecía un club del Neandertal, un club totalmente subdesarrollado y, poco a poco, estamos dando todos los pasos necesarios para recuperar la profesionalización del club y convertirlo en lo que no puede dejar de ser, que es un club de Primera División», destacó. Así, está seguro que el área deportiva irá incrementado su nivel de profesionalización. Es más, aseguró que si el equipo «sube a Segunda, en seguida se verá cómo ese proceso se vaya desarrollando».

Comentarios