Jueves. 19.10.2017 |
El tiempo
Jueves. 19.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

REAL RACING CLUB

«Fuera de casa puedes ser más atrevido»

Viadero alerta de las bondades del Villanovense pero, a su vez, asegura que tienen «el antídoto» para frenar su juego segura que saldrán con la intención de marcar y ganar.

Ángel Viadero, junto a Tuto Sañudo ayer camino del autocar. / J.R.
Ángel Viadero, junto a Tuto Sañudo ayer camino del autocar. / J.R.
«Fuera de casa puedes ser más atrevido»

A veces para avanzar hay que ir contra la norma establecida o romper con el tópico. Siempre estuvo expandida la teoría de que, en las eliminatorias a doble partido, el objetivo fuera de casa es salir vivo y en casa dar el hachazo para salir ganador. Sin embargo, Ángel Viadero cree que la lógica ha de ser al revés. «Fuera de casa hay que ir a ganar», asegura. «Es mucho más importante buscar la portería rival cuando juegas fuera y proteger la tuya en casa», añade. Incluso afirma que «puedes ser más atrevido» jugando a domicilio. Por eso anuncia que mañana en el campo del Villanovense saldrán con el ánimo claro de conseguir la victoria para encaminar la eliminatoria y cerrarla después en El Sardinero.

Con todo, una cosa es tener claro que hay que marcar e incluso ganar y otra saltar a ciegas. Viadero nunca ha sido un temerario y recuerda que «la portería rival se puede buscar de muchas maneras» y, en ese sentido, todo equipo ha de buscar «su momento» y saber interpretar cuándo puede dar un paso hacia delante. Saber leer los partidos es una virtud de la plantilla racinguista demostrada en numerosas ocasiones y que adquiere un especial valor en un playoff. El secreto, como en casi todo, está en el equilibro porque el entrenador cántabro considera «muy importante también que el equipo no encaje pero siempre sabiendo que ha de intentar marcar y conseguir un buen resultado». Tirar de la manta sin descubrirse los pies. Es una maniobra ciertamente complicada de conseguir.

«Si ya en el fútbol es fundamental no cometer errores, en un playoff más todavía», recuerda Viadero. Si algo hace bien el Racing es sacar máximo partido de los que comete el rival y, para hacerlo, resulta fundamental «ser incisivos en ataque». Y el conjunto cántabro, aunque es un bloque construido, sobre todo, desde la solidez atrás, sale a jugar siempre «con dos delanteros y dos extremos puros» y de un corte claramente ofensivo. «El equipo tiene una mentalidad atacante pero con una buena estructura defensiva», resume el entrenador cántabro. Y ahí puede estar el secreto del éxito conseguido hasta la fecha.

Para reforzar ese entramado defensivo fue importante la incorporación de un jugador como Jagoba Beobide, que tras pasarse tres meses sin poder arrancar, al fin está pudiendo completar y enlazar partidos. En la hora de la verdad. Su entrenador recuerda que es «el único especialista» en una faceta del juego en la que quizá eran más débiles antes de su aterrizaje. Se trata de su capacidad de «saltar a robar cuando no tienes la pelota y cerrar bien las líneas de pase». «Nos da una riqueza aún mayor», subraya el técnico santanderino. De hecho, cree que la pareja     que forma con Granero fabrica «un medio campo muy armado» que, además, cuenta con numerosas alternativas por la riqueza de elementos que tiene su plantilla en esa posición.

EL MEDIO CAMPO. Lo que suceda en el medio campo puede ser clave mañana en el Ramiro Cuesta ante un Villanovense que, según destaca Viadero, «alterna el juego directo con su capacidad de caída y de asociarse bien con la gente de nivel que hay en el medio campo». Además, como suele suceder en buena parte de los equipos que uno se puede encontrar en una fase de ascenso, el conjunto pacense cuenta también con «jugadores en las bandas que te pueden superar tanto por habilidad como por velocidad». De hecho, se trata de un rival que «ataca muchísimo con muchísima gente que acumula a muchos jugadores en la segunda jugada». De esta manera, el entrenador cántabro recuerda que el Villanovense es un equipo que «tiene argumentos con el balón, que tiene un buen contrataque y, además, defensivamente, es incómodo, pragmático, serio, riguroso y con mucha intensidad». 

Escuchando al entrenador racinguista hablar de su rival, se anuncian dificultades en la eliminatoria, como no puede ser de otra manera. «Vamos a tener que estar muy bien», confirma el técnico cántabro. Durante la semana ya ha tenido la posibilidad de ver unos cuantos vídeos del Villanovense no sólo recientes, sino de tiempo atrás para comprobar la evolución que ha mantenido. Y de lo visto destaca Viadero que su rival se ha tenido que ir «reinventando» hasta llegar al playoff apostando por «un juego más pragmático». «Es algo habitual en las fases de ascenso porque el error se paga muy caro, por lo que hay que asumir menos riesgos». «Incluso equipos que durante la temporada han apostado más por la elaboración, ahora están más sujetos a, sobre todo, evitar errores», añade.

En lo que no se quiere detener demasiado el técnico santanderino es en la cuestión del calor, ya que es «una parte más del juego» que, además, suele tener una especial presencia en el playoff. «No todo va a estar a favor», recuerda el entrenador racinguista. Éste no piensa en quejarse ni lamentarse, sino en buscar soluciones. De hecho, la expedición partió un día antes sabiendo que «el viaje es una paliza» y con el fin de «adaptar mejor el cuerpo y que el domingo esté mejor y recuperado del viaje». «Ya hemos hecho otros viajes largos a Galicia, por ejemplo, pero cuando bajas huele a mar y te encuentras con la misma humedad». Es más reconocible, algo que no tienen en Mérida, en donde está el equipo desde ayer.

Más allá del calor, del resto de condicionantes del encuentro o del propio rival, lo que más le preocupa a Viadero es su propio equipo porque sabe que, si rinde al nivel que se espera de él y que ya ha demostrado que puede dar, es muy difícil de parar. Y, en ese sentido, el entrenador cántabro está tranquilo porque tiene la certeza de que «está llegando muy bien en todos los sentidos». Percibe cómo jugadores que han estado lesionados «cada semana han ido mejorando» hasta llegar en «muy buen momento». «El equipo ha estado jugando a lo mismo todo el año con más o menos brillantez pero manteniendo siempre unas señas de identidad que no han cambiado, lo que da cierto poso», se felicita el técnico verdiblanco.

Con todos estos argumentos, Viadero insiste en que mañana partirán con el ánimo de «buscar el gol». «Nos gustaría arriesgar, pero también hay que salir de allí vivo», precisa el técnico santanderino, que recuerda que después quedarán noventa minutos en El Sardinero, donde tan bien le están yendo las cosas al Racing últimamente. «Tenemos la posibilidad de disputar el primer partido de la eliminatoria fuera y eso te puede ayudar a conseguir un buen resultado allí, pero otra cosa es que el rival te lo permita», resalta. Porque éste también juega.

También el Rayo Majadahonda jugó pero salió escaldado. Viadero se resiste a comparar al equipo madrileño con el extremeño que tiene ahora por delante. Se queda con que fueron capaces de completar «una muy buena eliminatoria» demostrando todo su «potencial». «Estuvimos a nuestro nivel y estando a nuestro nivel somos muy buenos y metemos al contrario en muchas dificultades», recuerda. Ahora toca preparar otro doble envite ante un Villanovense que tiene «unas características diferentes pero para las que este equipo también tiene antídotos».

Comentarios