Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

CATALUÑA PARLAMENT

Puigdemont frena las elecciones al carecer de "garantías" de que no habrá 155

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha frenado hoy su decisión de convocar unas elecciones anticipadas en Cataluña, como estaba dispuesto a hacer esta mañana, al no haber obtenido "garantías" de que el Gobierno de Mariano Rajoy renunciaría entonces a aplicar el artículo 155 de la Constitución.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras durante el pleno monográfico celebrado ayer para abordar la respuesta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. / EFE
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras durante el pleno monográfico celebrado ayer para abordar la respuesta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. / EFE
Puigdemont frena las elecciones al carecer de "garantías" de que no habrá 155

La de hoy ha sido una de las jornadas más confusas y desconcertantes de la historia reciente de la política catalana, con constantes cambios de guion, comparecencias aplazadas o anuladas y nervios, especialmente en las filas soberanistas, que han vivido horas de alta tensión y se han situado al borde de la fractura interna.

Después de la maratoniana cumbre de siete horas de ayer en el Palau de la Generalitat, la jornada se ha iniciado con una nueva reunión de Puigdemont con sus consellers, a la que se han sumado los diputados de Junts pel Sí (JxSí), a quienes el presidente catalán ha comunicado su intención de convocar elecciones si el Gobierno renunciaba a intervenir la autonomía a través del artículo 155.

La decisión se había forjado con la contribución discreta de actores políticos como el lehendakari, Iñigo Urkullu, que se reunió ayer con una delegación de empresarios catalanes para que sugiriesen a Puigdemont convocar elecciones para evitar el 155, mientras que los socialistas Miquel Iceta, José Montilla y Núria Marín también intensificaron sus contactos mediadores con el president y Moncloa.

El anuncio de las elecciones ha caído como un jarro de agua fría entre los diputados de ERC, de Demòcrates e incluso entre algunos de sus correligionarios del PDeCAT, entre ellos el alcalde de La Seu d'Urgell (Lleida), Albert Batalla, y el exresponsable de Comunicación de CDC y del Govern Jordi Cuminal, que han llegado a anunciar en Twitter que se daban de baja del partido.

Mientras las direcciones de los partidos que conforman la coalición de JxSí se reunían con carácter extraordinario, desde el Govern se anunciaba una comparecencia de Puigdemont a las 13.30 horas para informar de la convocatoria de elecciones anticipadas.

Pero cuando más se ponía de manifiesto el disgusto de los sectores que propugnaban responder al 155 con una declaración de independencia -el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha evocado la traición de Judas con un mensaje lacónico en Twitter: "155 monedas de plata"-, las dudas han arreciado cuando primero el Govern ha retrasado una hora la comparecencia de Puigdemont y luego ha anunciado que quedaba anulada.

Cuando empezaban a circular informaciones que apuntaban a que el PP no estaría dispuesto a renunciar completamente a aplicar el 155 aunque Puigdemont renunciase a declarar la independencia y disolviese el Parlament, el presidente catalán ha comparecido a las 17.00 horas para hacer, ahora sí, una declaración institucional.

Desde la Galería Gótica del Palau de la Generalitat, Puigdemont se ha explicado: "He estado dispuesto a convocar estas elecciones siempre y cuando se diesen unas garantías que permitiesen su celebración en absoluta normalidad. No hay ninguna de estas garantías que justifiquen hoy la convocatoria de elecciones".

Puigdemont ha lamentado que el Gobierno central no sólo no ha dado una "respuesta responsable" a su ofrecimiento sino que "ha aprovechado esta opción para añadir tensión en un momento en que lo que hace falta es máxima distensión y diálogo".

Llegados a este punto, ha dicho, "corresponde al Parlament proceder con lo que la mayoría parlamentaria determine en relación a las consecuencias de la aplicación" del 155 "contra Cataluña".

Precisamente ayer JxSí trasladó a Puigdemont su apuesta por adoptar una postura "clara" y "unitaria" en el pleno convocado para esta tarde en favor de aprobar una declaración de independencia.

Una hora después ha comenzado el pleno específico en el Parlament, en el que ha encajado los reproches de la oposición renunciando a tomar la palabra.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, le ha recriminado que no haya escuchado el "clamor" de la sociedad catalana a favor de la convocatoria de unas elecciones "con urnas de verdad y con garantías" para "volver a la legalidad".

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha ofrecido a acompañar mañana al Senado a Puigdemont para plantear una salida dialogada a la actual situación pese a sus diferencias y le ha pedido que convoque elecciones autonómicas.

El presidente del grupo parlamentario Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, ha emplazado a Puigdemont a hacer "lo que haga falta para preservar el autogobierno" de Cataluña, mientras que el secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, ha empleado sus minutos de intervención para cargar contra el PP, Ciudadanos y los socialistas por su aval al 155.

Por su lado, el líder del PP Catalán, Xavier García Albiol, ha pedido al president Puigdemont que vaya mañana al Senado para "dar la cara" y poner "punto final" a su hoja de ruta independentista, y ha considerado que el Gobierno está "legitimado" para aplicar el artículo 155 de la Constitución.

La CUP, que esta mañana había advertido a Puigdemont de que convocar elecciones autonómicas en lugar de declarar la independencia sería una "deslealtad", ha rebajado el tono esta tarde aunque ha avisado de que no avalará "ningún pacto de despacho" que aleje la proclamación de la república catalana.

Comentarios