Domingo. 04.12.2016 |
El tiempo
Domingo. 04.12.2016
El tiempo
El Diario de Cantabria

POLÍTICA

El Gobierno prepara una ley para frenar el consumo de alcohol en menores

La nueva ley pretende elevar la edad de inicio del consumo, reducir el acceso de los menores a esta sustancia y garantizar su salud

La ministra Montserrat. / EFE
La ministra Montserrat. / EFE
El Gobierno prepara una ley para frenar el consumo de alcohol en menores

El Ministerio de Sanidad buscará el consenso político y social para elaborar una ley que frene el consumo de alcohol entre los menores y permita abrir un debate en el que, como ya ocurrió con el tabaco, aumente la percepción del riesgo que tiene para su salud. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, lo avanzó en el pleno del Congreso, en respuesta a una interpelación del diputado del PNV Joseba Aguirretxea sobre las medidas a adoptar para paliar el preocupante aumento del consumo de alcohol en menores. «Queremos progresar con paso firme y decidido en el objetivo común de consumo cero entre los menores», dijo la ministra al anunciar la nueva ley, que pretende elevar la edad de inicio del consumo, reducir el acceso de los menores a esta sustancia, garantizar su salud y evitar que un consumo temprano comporte una adicción o una dependencia posterior.

Estos son los objetivos, y para alcanzarlos la ministra incidió en dos ámbitos de actuación: prevención y sensibilización. Para prevenir el consumo, la ministra ve fundamental la colaboración de la familia y la escuela -que no debe ser un sustituto de la familia en la transmisión de valores, dijo-, pero además plantear alternativas de ocio y tiempo libre atractivas, sin asociarlas al consumo de alcohol. Para sensibilizar a la sociedad aboga por instaurar un debate para que «todos tomemos conciencia real del riesgo para la salud del consumo de alcohol por nuestros menores». De lo que se trata, según sus palabras, es que sea un debate de la sociedad, similar al que se abrió con tres leyes muy significativas, que se acordaron en su día por unanimidad: la de violencia de género, la ley del tabaco y la seguridad vial.

La futura ley complementará así la actual regulación estatal, la autonómica y la local sobre el acceso y venta de alcohol entre los menores y sobre el consumo en espacios públicos y establecimientos de pública concurrencia. «Mientras nuestros hijos de 12 ó 13 años ingresan en los hospitales con comas etílicos, no podemos mirar hacia otro lado», exclamó la ministra, quien comenzó su intervención lamentando el fallecimiento de la niña de 12 años que murió recientemente tras sufrir un coma etílico. Para el «consumo cero», la ministra tiene también la intención de aprobar con consenso la Estrategia Nacional sobre Drogas 2017-2024, además de que se promueva desde la UE una nueva estrategia europea que hará a todos los países «más capaces» de atajar este fenómeno.

Otras iniciativas pasarán por implementar en todas las consultas de atención primaria el muestreo sobre el consumo de riesgo y perjudicial de alcohol, y reconocer a las entidades locales, sectores de hostelería y alimentación que se distingan por las buenas prácticas. Estas medidas son necesarias, según Montserrat, porque aunque en los últimos dos años se ha reducido el consumo de todas las sustancias, especialmente del alcohol, y también hay un descenso en los hábitos más nocivos como borracheras y atracones, las cifras siguen siendo «muy preocupantes» entre los menores de edad.

La edad de inicio del consumo en España es muy baja, tanto de manera ocasional (13,8 años), como con periodicidad establecida (15 años para el consumo semanal).

El consumo se realiza mayoritariamente el fin de semana y una importante proporción de los menores que consumen bebidas alcohólicas realizan consumos intensivos en frecuencia y cantidad.

Sobre este asunto se seguirá hablando la semana que viene en el Congreso, cuando se debatirá la moción consecuencia de interpelación del Grupo Vasco sobre esta materia que, según Aguirretxea, se está convirtiendo en un problema de salud entre los menores. Ante esta situación, el PNV pide al Gobierno que tome iniciativas con valentía, convicción y con consenso, pero además con el respeto hacia el ámbito competencial.

Comentarios