Domingo. 23.07.2017 |
El tiempo
Domingo. 23.07.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

'40 AÑOS DE DEMOCRÁCIA'

Cataluña une a los expresidentes: «En la política está la solución»

Según señaló González, «la incitación a la sedición» en la que incurre Puigdemont quiebra incluso su fuente de legitimidad.

Los expresidentes, Felipe González, José María Aznar y Zapatero. / EFE
Los expresidentes, Felipe González, José María Aznar y Zapatero. / EFE
Cataluña une a los expresidentes: «En la política está la solución»

El camino hacia la independencia de la Generalitat de Cataluña ha puesto de acuerdo a los tres expresidentes del Gobierno que quedan vivos, y así Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero han coincidido en que la solución vendrá de la mano del diálogo y de la política.

El propio Aznar lo ha ilustrado después de una larga disertación de González sobre la situación actual de Cataluña: «Estoy de acuerdo en un 95 o 97 por ciento», ha dicho. En cómo «imaginar» la solución aparecerán matices y diferencias, ha añadido Aznar, pero en el diagnóstico y en algunas conclusiones ha relucido la coincidencia, especialmente en éstas: la soberanía reside en el pueblo español, la defensa de la legalidad viene marcada por la defensa de la Constitución y no habrá referéndum.

Los expresidentes que quedan vivos (Leopoldo Calvo-Sotelo y Adolfo Suárez han fallecido) se han reunido en Madrid para conmemorar el 15 aniversario del grupo Vocento. La intención del evento, al que han acudido personalidades políticas como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera; el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando; o la expresidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, pasaba por examinar los 40 años transcurridos desde las primeras elecciones de la democracia, las de 1977, pero la actualidad se ha impuesto y Cataluña ha acaparado el foco.

Antes de que comenzara el acto, en el posado que los tres expresidentes han hecho para los fotógrafos y cámaras de televisión, los periodistas preguntaron a González si creía que al final habría referéndum, a lo que ha contestado con un «no lo sé» porque se sentía, en su condición de expresidente, como «un jarrón chino».

Esa sensación de «jarrón chino» que «estorba» en cualquier rincón de la habitación en el que se coloque la ha repetido el primer presidente del PSOE nada más comenzar la charla, pero luego ha entrado de lleno en materia catalana y, con él, sus dos homólogos. González, de hecho, ha sido duro al considerar que ese texto para dar soporte legal a una Cataluña independiente, presentado ayer, es un «bodrio» más propio de «una deriva ‘madurista’ -en alusión al presidente venezolano, Nicolás Maduro- que de una deriva bolivariana».

Maduro, ha añadido, quiere «acabar con la Constitución», y la Generalitat de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras buscan exactamente lo mismo, aunque mediante unas decisiones «extrañas» en la historia de la cultura política catalana, dada al diálogo, al consenso y al pacto.

Según ha señalado González, «la incitación a la sedición» en la que incurren Puigdemont y las demás formaciones que le apoyan quiebran incluso su fuente de legitimidad, que es el Estatuto de Autonomía. En todo este proceso de «disparates», ha añadido, sólo aprecia coherencia en la CUP, «y por eso son los que mandan». Porque esta fuerza política quiere convertir a Cataluña en «Albania» y no tienen reparos en considerar que «bienvenido sea», en palabras de González.

Comentarios