Miércoles. 20.09.2017 |
El tiempo
Miércoles. 20.09.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

El autor del fuego de Gran Canaria pide perdón y dice se le fue de las manos

Juan Antonio Navarro Armas, de 48 años, el autor confeso del incendio que en 2007 quemó 20.000 hectáreas de terreno. / EFE
Juan Antonio Navarro Armas, de 48 años, el autor confeso del incendio que en 2007 quemó 20.000 hectáreas de terreno. / EFE
El autor del fuego de Gran Canaria pide perdón y dice se le fue de las manos

El vigilante forestal que provocó el incendio de 2007 en Gran Canaria, uno de los peores desastres ambientales que han sufrido las islas hasta la fecha, ha pedido hoy perdón y ha alegado que el fuego se le "fue de las manos" porque solo quería mostrar que había pocos medios de extinción.

En la primera sesión del juicio con Tribunal del Jurado, que se ha iniciado en la Audiencia de Las Palmas, Juan Antonio Navarro Armas ha afirmado que eligió el día a conciencia, el 27 de julio, pero no para causar la "catástrofe" que provocó, con más de 20.000 hectáreas de terreno de alto valor ecológico quemadas en las cumbres y medianías de Gran Canaria y 4.550 personas evacuadas ante el riesgo para sus vidas.

El procesado ha explicado que escogió también el momento, las 14.00 horas, con todas las condiciones favorables para que propagara el fuego, y avisó "al minuto" al Centro de Coordinación Operativa Insular (Cecopin) para el control de incendios, para que lo apagaran, algo que pensó que iba a ocurrir "al momento", por lo que se quedó en el lugar donde inició el fuego en el Pinar s, en el municipio de Tejeda.

El jefe del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) en Las Palmas que efectuó el atestado ha testificado ante el tribunal que "nunca antes se había hecho tanto daño con tan pocos medios", ya que el fuego fue iniciado con una sola cerilla, según ha confesado el propio acusado, quien en principio se inventó que fueron "dos toxicómanos" los culpables, pero después se derrumbó y admitió su responsabilidad.

El procesado ha aceptado ser condenado a ocho años y medio de prisión, con el beneficio de las atenuantes de confesión y dilaciones indebidas, pues inicialmente se enfrentaba a una posible pena de 16 años, según ha recordado el fiscal, quien ha dicho que se trata del último juicio de incendio forestal que va a juzgar un Jurado en España, ya que la ley ha cambiado.

El fiscal, además, ha destacado que, aparte de esta peculiaridad, el juicio cuenta con otras, como el hecho de que se celebra pese a la conformidad del acusado, dado que la pena a la que se enfrenta supera los 6 años, y que será el presidente del tribunal, el magistrado Salvadoor Alba, el que decida sobre las reclamaciones que demandan dos afectados, un particular y los propietarios del zoológico Palmitos Park.

El resto de los alrededor de 400 afectados han aceptado las indemnizaciones, ha recordado el fiscal, quien ha destacado que el alto número de perjudicados ha retrasado este proceso, pues desde el 2010 se conocía el culpable y el delito de este juicio.

También ha remarcado que, de no haberse cerrado este acuerdo entre acusaciones y defensas, la vista oral se habría prolongado durante seis meses.

El fiscal reclama el pago de una indemnización de 17 millones de euros, que están dispuestos a asumir como responsables civiles subsidiarios del incendio la empresa del Gobierno de Canarias Gesplan, para la que trabajaba el vigilante, y el Cabildo de Gran Canaria, que había contratado los servicios de esta.

En este sentido, el fiscal ha subrayado las dos administraciones que "nunca han escondido" su responsabilidad subsidiaria en este incendio, al que describe como "la mayor tragedia ambiental" sucedida en las islas hasta la fecha.

En cambio, no están de acuerdo con las indemnizaciones pactadas entre las partes un particular y Palmitos Park.

El particular exige el pago de 75.000 euros, ya que en una de las casas que se quemó, la de su madre, situada en el municipio de Mogán, dice que guardaba 82 joyas y algunas armas.

Los propietarios de Palmitos Park, a los que se les ha reconocido una indemnización por valor de 11,6 millones de euros, reclaman siete millones de euros más, cuestión que centrará el inicio de la sesión de mañana.

Comentarios