14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

HIGUERA

«Cuando piense que puedo estar restando, me marcharé»

Higuera entiende las peticiones de dimisión a su directiva porque la afición «responde de manera visceral»  al partido que vio el domingo.

Higuera, atendiendo ayer a los medios. / J.R.
Higuera, atendiendo ayer a los medios. / J.R.
«Cuando piense que puedo estar restando, me marcharé»

El Sardinero no sólo pidió la dimisión de Ángel Viadero durante el partido del pasado domingo ante el Leioa, sino también la de la directiva. Y el presidente de la misma es Manuel Higuera, que vivió en el palco una situación desconocida hasta la fecha. El máximo dirigente racinguista recibió los cánticos «con dolor» pero aseguró ayer, una vez pasado un tiempo prudencial y ya en frío, que asumía la situación. «Yo también entiendo a la gente porque, al final, responde de manera visceral», afirmó.

«Yo soy el primero que siente que las cosas no estén yendo bien», afirmó el presidente racinguista. Sin embargo, lo único que pudo responder a ese aficionado enfadado que no sólo pidió un cambio de rumbo en el aspecto deportivo, sino también en el dirigente, es que se están «dejando la vida en esto». De hecho, aprovechó para recordar que el Racing «es un club histórico de Primera División pero que ahora está en Segunda B atravesando el peor momento de su historia». «Y no debemos perder la memoria ni la idea de que, hace sólo dos años y medio, esto estaba totalmente enterrado y para desaparecer, un riesgo que aún puede volver y que debemos evitar entre todos», recalcó.

En ese sentido, Manuel Higuera, recalcó que desde el primer día que accedió a la poltrona verdiblanca dejó claro que lo hizo «exclusivamente para servir al Racing». «Me estoy dejando la vida, dinero y tiempo, pero en el mismo momento en el que piense que puedo restar, me voy a marchar. Eso lo tengo claro», afirmó de manera rotunda el máximo dirigente verdiblanco. Insistió el presidente del club cántabro en que no tenía intención de aferrarse a su actual situación: «Del mismo modo que me he dejado la vida por esto, el día que considere que no puedo sumar, evidentemente me voy a marchar».

Cuestionado sobre si, en el momento actual, se sentía con fuerza para continuar, respondió que sí porque está «convencido» de que todavía se pueden depositar muchas esperanzas en la actual temporada. «Así se lo he dicho a los propios jugadores, que creo que todavía hay tiempo para dar con la tecla y revertir esto», afirmó ayer durante un acto público en el Banco Santander. En el mismo repitió que el domingo había sido «un día especialmente duro y doloroso» para él por tener que tomar la decisión, que fue consensuada con el resto de los miembros del consejo de administración, de tener que destituir a Ángel Viadero. 

Aún así, tenía claro el presidente del club cántabro que el paso por el que apostaron era «inevitable» porque dio la sensación de que el equipo había tocado fondo en el partido ante el Leioa. «No había otra decisión posible pero eso no quita para que el dolor que sientes por alguien que se ha dejado la vida y que es un racinguista como todos nosotros sea muy fuerte», admitió. Una vez tomada esa decisión, lo único que queda ya es confiar en que, cuanto menos, sirva para «romper la dinámica negativa y que las cosas comiencen a ir un poco mejor».

Comentarios