Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

CICLISMO

Gran balance de la temporada de carretera del Río Miera

Cristina San Emeterio, directora del río miera Cantabria deporte, confirma que se han cumplido los principales objetivos.

Cristina San Emeterio con uno de los coches del equipo. / ALERTA
Cristina San Emeterio con uno de los coches del equipo. / ALERTA
Gran balance de la temporada de carretera del Río Miera

Cuando las ruedas de carretera se sustituyen por las de barro, el equipo Río Miera - Cantabria Deporte hace balance de la que ha sido su primera temporada en categoría elite y sub23 sobre el asfalto. Una campaña inicial que se ha dado sin contratiempos, en la que se cumplieron los principales propósitos y objetivos fijados a comienzos de año y donde se anotaron los aspectos a mejorar de cara al futuro.

Como hitos de la temporada, la directora del equipo Cristina San Emeterio fija entre otros la participación en la Durango-Durango, clásica UCI donde la escuadra cántabra estuvo presente, «nuestras corredoras pudieron competir con equipos internacionales, fue una experiencia nueva y muy motivante verse con muchas de las grandes ciclistas del pelotón UCI», explica la técnica cántabra.

Y en lo puramente deportivo, el momento cumbre del año fue el Campeonato de España CRI que se adjudicó Ane Iriarte en la categoría sub23. Además, Iriarte fue convocada con la Selección Española para la Madrid Challenge, única prueba World Tour que tiene lugar en España, «fue una victoria valiosísima por su parte, y el hecho de que tanto ella como otras ciclistas hayan representado a la Selección en pruebas como la Madrid Challenge u otras de nivel internacional en carretera y pista es un paso fundamental no sólo para las ciclistas, sino también para sus compañeras y para el equipo. Porque significa que hay posibilidades reales de crecer en este equipo», argumenta San Emeterio. También Sandra Trevilla, campeona de Cantabria, estuvo en las filas del combinado nacional.

Pero más allá de los momentos brillantes, lo cierto es que el nivel medio fue bastante bueno en la recién estrenada estructura cántabra, que da por cumplidos los objetivos deportivos de la temporada, «arrancamos con el maillot de las Metas Volantes en la Copa de España Cofidis, hemos sido protagonistas en muchas escapadas y tuvimos opciones de podio hasta el final», comenta. Además, el equipo ganó el Campeonato de Cantabria femenino en todas las categorías donde participaba, «no ha sido fácil. No hemos corrido solas».

Como en todo, hay espacio para seguir mejorando. En este primer año, la idea del cuerpo técnico -formado por los hermanos Cristina y Rober San Emeterio, directora y coordinador del proyecto respectivamente, así como el presidente del C.C. Meruelo José Luis San Emeterio, director de los equipos cadete y junior con la asistencia de Julio Viana-  era tener una plantilla corta en élite y sub23 para que el trato fuese más cercano y personalizado. Sin embargo, de cara al futuro se valora contar con una nómina de ciclistas algo más amplia, «nos vendría bien para dejar algunos períodos de descanso para las corredoras mientras el resto del equipo sigue afrontando calendario, y en otros casos para que compaginen el ciclismo con sus estudios o actividad laboral», explica Cristina San Emeterio. Habrá incorporaciones tanto en la plantilla élite sub23 como en el Río Miera-Meruelo junior «para que se empiecen a formar aquí y ya lleven tiempo de trabajo antes de pasar de categoría».

Un equipo que, además, en 2017 ha conseguido por primera vez convertirse en estructura integral, ocupando todas las categorías del ciclismo femenino desde la Escuela Ciclista de Meruelo hasta el equipo elite y sub23, «es importante que vean que se puede crecer en esta estructura. Ese fue uno de los motivos de lanzar el equipo élite. Había mucho talento que, al acabar la categoría junior, llegaban a un abismo. Ahora hemos conseguido que cerca de ellas haya una posibilidad de crecimiento». Un caso muy señero del equipo es el de Laura Tenorio, que lleva desde cadetes dentro de la disciplina cántabra.

Temporada de ciclocross. Acabado el tiempo de la carretera, llega la hora de mancharse de barro con el comienzo del ciclocross. En ese sentido el Río Miera-Cantabria Deporte han empezado la temporada en este mes de octubre, con buenas sensaciones y siete corredoras a las órdenes de Fernando Salas y su equipo de trabajo. San Emeterio también valora positivamente los primeros compases de temporada, «estamos disputando el podio en cada carrera. Los objetivos están definidos, ahora hay que dejar trabajar a las ciclistas y trabajar con ellas para alcanzarlos».

Así acaba el primer año de una estructura humilde pero que ha conseguido hitos importantes en el ciclismo femenino a nivel nacional y espera crecer sobre los cimientos de esta base en las próximas temporadas. Un balance positivo tanto en lo deportivo como lo humano y que permite mirar con ilusión al futuro más inmediato.

Comentarios