17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

MUNDIAL DE CICLOCROSS

Aída Nuño firma el puesto 21 en el Mundial de ciclocross

La asturiana completó una gran carrera, de menos a más. El cántabro Gonzalo Inguanzo se clasificó en el puesto 58 en categoría junior.

Luisa Ibarola e Irene Trabazo después de completar su primera participación en un Mundial de Ciclocross. / RFEC
Luisa Ibarola e Irene Trabazo después de completar su primera participación en un Mundial de Ciclocross. / RFEC
Aída Nuño firma el puesto 21 en el Mundial de ciclocross

El Mundial de Ciclocross de Valkenburg dio comienzo con tres vibrantes carreras que han evidenciado la exigencia de un circuito embarrado, lento y durísimo, en el que cada metro avanzado se convierte en un auténtico triunfo. 

Los tres ganadores de la jornada de ayer, resaltaban en las declaraciones post carrera el esfuerzo al límite al que obliga este trazado que propició una bonita mañana de ciclocross, que dio comienzo a las 11:00 con la disputa de la prueba junior masculina. Ben Tullet, que deslumbró remontando desde atrás, se colocó el primer maillot arcoíris de un día de gran gloria para la selección británica, que también logró el triunfo entre las féminas sub-23 de la mano de Evie Richards, que respondió a su condición de favorita. Pero, sin duda, el plato fuerte de la jornada, la carrera élite femenina, fue la que más emoción y espectáculo arrojó gracias a un precioso duelo entre las que son, probablemente, las dos mejores especialistas de la actualidad: la belga Sanne Cant y la estadounidense Katie Compton. 

Christine Majerus fue la primera ciclista en destacarse en el giro inicial y de hacer la selección de corredoras llamadas a repartirse las medallas.  Junto a la luxemburguesa, rodaban la belga Van Loy, que fue hundiendo con el paso de las vueltas, Sanne Cant, que controlaba la carrera desde una cómoda tercera plaza y Katie Compton, que tras no completar una buena salida ha empezado a emerger gracias a su fortaleza en las zonas más ciclables. Las tres ciclistas españolas que tomaban parte en la prueba élite femenina, Aída Nuño, Lucía González y Olatz Odriozola, han arrancado muy penalizadas por su retrasada situación en la parrilla de salida y se han visto obligadas a tratar de remontar desde la parte trasera. 

Cant, vencedora de la Copa del Mundo, se ha ido destacando en los tramos más técnicos, para eliminar a toda competencia a excepción de su gran rival en los últimos tiempos, Katie Compton, que la ha llegado a ponerla contra las cuerdas con su poderío sobre el sillín. La estadounidense ha iniciado la última vuelta con casi diez segundos de ventaja y cuando comenzaba a visualizar el sueño del arcoíris, ha visto como éste se iba desvaneciendo gracias a la genialidad de la belga, que ha negociado con maestría el primer descenso para emparejarse con su adversaria por el oro y ha aprovechado el pateo posterior, exhibiendo que con la bici al hombro no tiene rival, para soltar a su rival. Su técnica y superioridad a pie han ido inclinando la balanza a su favor y Cant ha alcanzado su segundo título de campeona del mundo consecutivo con 11 segundos de renta con respecto a Compton. 

La lucha por el bronce ha terminado siendo favorable a Lucinda Brand, que ha rebasado en la última vuelta a Christine Majerus, que tras haber ocupado plaza de podio durante la totalidad de la carrera, ha visto como se le escapa el metal en los instantes finales de carrera.

En lo que respecta a la actuación española, Aída Nuño, plusmarquista nacional con seis títulos de campeona de España, ha completado una gran actuación, de menos a más, en la que haciendo gala de su veteranía, y sin perder los nervios, ha ido progresando con el transcurso de las vueltas hasta situarse entre las 20 mejores especialistas del mundo. Algo más retrasada ha rodado siempre Lucía González, que a pesar de salir bien, ha tenido problemas en la parte final y ha acabado relegada a la 30ª plaza, mientras que Olatz Odriozola, en su debut mundialista, ha completado un meritorio 36º puesto.

La gran favorita para imponerse en la carrera femenina sub-23, Evie Richards, no ha decepcionado y ha ofrecido un tremendo recital desde los compases inicial hasta cruzar el arco de meta. La británica, con este triunfo, se ha convertido en la primera ciclista en la historia en ser dos veces campeona del mundo sub-23 en una prueba en la que se destacó desde el primer momento junto a la que debía ser su gran adversaria, Ceylin del Carmen Alvarado (Holanda).  Por detrás, la neerlandesa Del Carmen se hizo con la plata tras derrotar a la austriaca Nadja Heigl en una bonita batalla por el reparto de las medallas. 

Tanto Luisa Ibarrola, que competía en categoría sub-23 a pesar de seguir siendo junior, como Irene Trabazo, las dos componentes de la selección española, se han visto lastradas y penalizadas con la pérdida de varios puestos por distintos problemas mecánicos a lo largo de la carrera. La alavesa, como reconocía en las declaraciones post carrera, rompió la patilla del cambio y finalizó 34ª; mientras que la gallega, que cruzó la meta 36ª, explicaba que tuvo problemas con la cadena.

Ben Tullet ha dado continuidad  al excelente momento que vive la cantera británica con un nuevo título mundial en la categoría junior masculina, en la que el año pasado coparon los tres cajones del podio de la mano del prometedor Tom Pidcock, de Daniel Tullet, hermano del hoy vencedor, y Ben Turner.

La carrera comenzó de manera frenética, con una bonita lucha por asentarse en las primeras plazas en las que se encontraba metido de lleno Carlos Canal, que realizó una gran salida y llegó a rodar en séptima posición. El embarrado circuito de Valkenburg provocó que con el transcurso de la primera vuelta comenzaran a distinguirse los más fuertes y rápidamente se distanciaron en cabeza el suizo Rouillier y el checo Kopecky.

A partir de entonces, emergió Tullet, que exhibiendo una gran técnica y una mayor fortaleza en sus piernas, fue rebasando uno a uno a sus rivales hasta situarse a la par de Kopecky, al tiempo que Rouillier comenzaba a desinflarse. 

El desenlace final se convirtió en un mano a mano entre el checo y el británico, que realizó el ataque que terminaría por decidir la carrera en los primeros instantes del último giro. Kopecky no encontró respuesta al cambio de ritmo de Tullet, nuevo campeón del mundo de la especialidad en categoría junior, y tuvo que conformarse en la línea de meta con la medalla de plata. El bronce fue para el neerlandés Kamp.

Finalmente, el mejor español ha sido Adrián Barros, que gracias a una sólida carrera de menos a más ha concluido en 28ª posición. Los dos juniors de primer año, y que ya habían logrado destacados resultados en Copa del Mundo, Gonzalo Inguanzo y Carlos Canal, han vivido un día difícil y han cruzado la meta en 58ª y 63ª plaza; especialmente en el caso del gallego, que tras realizar una formidable salida partió la patilla del cambio y tuvo que correr dos kilómetros a pie hasta llegar a la zona de boxes donde pudo cambiar de bicicleta y reemprender la marcha.

Comentarios