19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

POLÍTICA

Sáenz de Buruaga advierte de que «Cantabria está noqueada»

La presidenta del PP regional dice que el bipartito PRC-PSOE está «fuera de juego» 

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, en rueda de prensa. / ALERTA
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, en rueda de prensa. / ALERTA
Sáenz de Buruaga advierte de que «Cantabria está noqueada»

El PP cree que Cantabria está «noqueada» y el Gobierno PRC-PSOE «fuera de juego» y, por ello, las «prioridades» de los ‘populares’ hasta el final de legislatura serán defender, desde la oposición, el crecimiento económico y el empleo; la sostenibilidad de la educación, la sanidad y la dependencia y la defensa de los intereses de la comunidad en España.

Así lo ha avanzado este jueves, en rueda de prensa, la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, coincidiendo con el inicio del nuevo curso político, que además coincide con la «recta final» de una legislatura en la que, a su juicio, las cosas «han ido a peor».

Sáenz de Buruaga ha garantizado que, aunque ya se respira, en su opinión, «ambiente preelectoral», el PP «seguirá ocupándose de lo importante» que es, según ha dicho, «es Cantabria» y de mejorarla.

Y es que, para la líder del PP, tres años después del inicio de la legislatura, Cantabria «no ha sido capaz» de aprovechar la recuperación económica en la misma medida que el resto del país y «no ha puesto los cimientos de nada».

Además, a su juicio, se están empezando a ver las consecuencias «del Gobierno de la rectificación y los bandazos» de Pedro Sánchez (PSOE), al que ha acusado de, en tan solo cien días al frente de España, haber traído «más desempleo, más gasto público», «amenazas» de subidas de impuestos y «cesiones a todos los que respaldaron la moción de censura: a los Independentistas, a Podemos y a los herederos de Herri Batasuna».

Junto a ello, Sáenz de Buruaga ha lamentado que Cantabria tiene una Gobierno, el bipartito PRC-PSOE presidido por el regionalista Miguel Ángel Revilla, «que ni sabe qué hacer con Cantabria, ni ejerce el autogobierno, ni tiene capacidad de reacción».

Ante esta situación, el PP ha definido tres ejes de «prioridades» que, a su juicio, son «las de los cántabros», siendo el primero de ellos el crecimiento económico y el empleo, sobre todo ahora cuando, según los populares, amenaza una desaceleración económica que podría ser el «prólogo de otra crisis».

IMPUESTOS. En este sentido, y para estar preparados ante una posible desaceleración de la economía, Buruaga considera fundamental «dejar más dinero en el bolsillo» de las pequeñas empresas y familias, bajando impuestos en lugar de subirlos. Por ello, de cara a una hipotética negociación sobre los Presupuestos autonómicos de 2019, ha anticipado que ésta será una «línea roja» del PP y ha avanzado que el PP no solo no va a apoyar un proyecto de ley que suponga la «menor subida» sino que va a exigir que se bajen.

Cuestionada por la propuesta fiscal que planteará el PP de cara a los Presupuestos, Sáenz de Buruaga ha afirmado tendrá como «principio general» el «revertir las subidas» que ha habido en los últimos años en impuestos como el de sucesiones, transmisiones patrimoniales y otros, y seguir trabajando en propuestas para bajar el IRPF a las rentas menores y promover distintas desgravaciones fiscales.

La líder del PP ha explicado que el partido concretará sus propuestas en materia fiscal una vez conozca las cuentas que planteará el Ejecutivo. La segunda prioridad señalada por los ‘populares’ es la de la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales, no sólo en garantizar su adecuada financiación sino también su gestión. Y es que, según Sáenz de Buruaga, la sanidad, la educación y los servicios sociales han sido «abandonados a su suerte» por el PSOE --el partido que gestiona esas áreas, y por Revilla.

Como ejemplo, la líder del PP ha aludido al conflicto que se vive en la educación de Cantabria, con un curso escolar que ha comenzado con huelga de docentes por los cambios en la jornada reducida mientras, según ha dicho, el presidente «no está».

Y es que, en su opinión, Revilla «se esconde y se comporta como un convidado de piedra» en este asunto y a hacer creer que «todo esto no tiene nada que ver con él» cuando lo que, según los ‘populares’ tendría que hacer el presidente es «coger el toro por los cuernos y cerrar el conflicto».

PERSONAL DOCENTE. En este sentido, Sáenz de Buruaga ha opinado que el Gobierno no debe «cerrar la puerta» a la «posible salida» al conflicto que le ha ofrecido en las últimas horas la Junta de Personal Docente, que ha propuesto al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), la firma de un compromiso de modificación inmediata de la jornada escolar de junio de 2019, retomando la reducción pactada en mayo de 2018, una vez que el decreto ley aprobado por el PP sobre ‘recortes’ en el ámbito educativo sea derogado en las Cortes. Y la tercera de las prioridades del PP para este curso político será la defensa de los intereses de Cantabria en España.

Así, Sáenz de Buruaga ha avanzado que va a estar «vigilante» para que Cantabria no pierda ningún proyecto ni inversiones comprometidas ya por el anterior Gobierno del PP y también preparará a Cantabria para afrontar la futura negociación del nuevo sistema de financiación autonómica. Según la líder del PP, otras comunidades están ya inmersas en esta tarea pero no así Cantabria. Y como prueba, se ha referido a la reciente reunión de la denominada ‘España vacía’: Galicia, Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla La Mancha y Castilla León.

El PP se abstendrá en la votación sobre la comisión del SCS. 

El PP se abstendrá en la votación sobre la comisión para investigar los contratos del SCS que pide Podemos si finalmente no se llega a un acuerdo para que haya una sola propuesta, aunque cree que es «solo una treta» con la que la formación morada busca «hacerle el trabajo sucio» al Gobierno. La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha avanzado que esa será la postura de su partido, que «nunca ha tenido miedo», ha subrayado, a una comisión que extienda la investigación a la etapa en la que ella era consejera de Sanidad, como plantea Podemos.

Según Buruaga, no ha habido una gestión «más perseguida, más escrutada y más avalada» que la del PP al frente de la Sanidad. Así, ha señalado que el PP no se va a oponer pero considera que la propuesta de Podemos es «una treta» y un intento de «desviar el tiro» de las irregularidades que supuestamente se han cometido bajo la gestión de la consejera de Sanidad, María Luisa Real.

El PP va a continuar exigiendo su cese en este nuevo curso político, porque entiende que el Gobierno no puede poner 800 millones de euros de presupuesto público en manos de Real, cuya gestión está «bajo sospecha», ha afirmado en una rueda de prensa en la que ha dado a conocer las prioridades que guiarán la acción de su partido en el nuevo periodo parlamentario que arranca el lunes. Ha explicado que el objetivo de la comisión que ha pedido su partido no es ni auditar ni investigar lo que ya ha auditado la Intervención General y está investigando la Fiscalía sino depurar responsabilidades políticas.

TRAMA. El PP quiere esclarecer lo «qué hay detrás de esta trama» y por qué el presidente, Miguel Ángel Revilla, «se ha ocultado y no se depuran responsabilidades». Según Buruaga la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales es uno de los grandes ejes de su agenda para este curso. Y ahí entran, además de la Sanidad, la atención a la dependencia, en cuya gestión ve otro «fracaso» del Gobierno y la Educación, en pleno conflicto en la enseñanza pública.

Por su parte, la consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha declarado que le parece «estupenda» la comisión de investigación sobre los contratos del Servicio Cántabro de Salud (SCS), porque «no tenemos nada que ocultar». Por el contrario, considera «sorprendente e inaudito» que el PP «no quiera también exponer la contratación en su época». Real ha respondido así a las preguntas de la prensa sobre las comisiones de investigación propuestas por Podemos y el PP. La de la formación morada incluye la actual legislatura y la anterior del PP (2011-2015), y cuenta con el apoyo del resto de partidos, mientras que los ‘populares’ quieren acotarla a la gestión de Real desde febrero, cuando conoció la denuncia de la jefa de Contratación del SCS.

La consejera socialista ha recordado que ha comparecido ya en cuatro ocasiones en el Parlamento, dos veces en el Pleno y dos en la Comisión de Sanidad. «Por lo tanto, no tengo ningún problema, me parece estupenda la comisión de investigación porque finalmente se podrá concluir y quedará absolutamente claro que la contratación del SCS se atiene a la normalidad, salvo incidencias lógicas» en un organismo tan complejo como éste que realiza 44.000 contratos al año, ha dicho.

Comentarios