Miércoles. 23.08.2017 |
El tiempo
Miércoles. 23.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

ECONOMÍA

PP y Podemos auguran recortes sociales por un presupuesto «inflado»

El consejero Juan José Sota les emplaza a presentar una alternativa y agradece a Ciudadanos su «responsabilidad»

PP y Podemos auguran recortes sociales por un presupuesto «inflado»

El Partido Popular y Podemos consideran que el proyecto de ley de Presupuestos para 2017, que asciende a 2.601 millones, un 5,6% más, es de «imposible cumplimiento» porque los ingresos están «inflados», y auguran que ello obligará al Gobierno PRC-PSOE a realizar recortes a lo largo del ejercicio, «posiblemente en servicios sociales». Así lo señalaron los portavoces de ambos grupos parlamentarios durante la comparecencia en comisión del consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, quien les ha emplazado a presentar una alternativa. Sota ha destacado que los ingresos van a su subir en 2017 porque va a aumentar la recaudación del Estado; y ha criticado el «discurso populista» del PP de bajar los impuestos cuando a nivel nacional «los suben».

A la vez, ha agradecido a Ciudadanos que haya «optado por la vía de la responsabilidad» al llegar a un acuerdo que permitirá al Gobierno aprobar los presupuestos, y ha opinado que el discurso de Podemos, es «contradictorio» con el que el partido morado mantiene a nivel nacional y con el que mantuvo el año pasado, cuando aprobó el presupuesto a cambio de la reforma del IRPF.

Sota destacó que el presupuesto, «manteniendo e incluso aumentando el gasto social, tiene un giro importante en políticas de reactivación económica, que harán posible que este año podamos aprobar el acuerdo del nuevo patrón de crecimiento con los agentes económicos y sociales, y lo podamos traer al Parlamento para que sea de todos y sirva de guía al conjunto de las fuerzas políticas de Cantabria».

Por su parte, el portavoz de C’s, Rubén Gómez, defendió que su grupo ha hecho un «ejercicio de responsabilidad pensando en el beneficio de los cántabros por encima de argucias partidistas», y destacó que el acuerdo con el Gobierno, que ha supuesto entre otras medidas la supresión de la reforma fiscal propuesta, «no supondrá una relajación en la labor de control y fiscalización, sino todo lo contrario».

La portavoz del PP y ex consejera de Economía y Hacienda, Cristina Mazas, afirmó que este «disparatado» presupuesto y su tramitación «sainetesca» son fruto de «la priorización de los intereses políticos por encima de los intereses ciudadanos».

Así, dijo que se han incorporado a las cuentas «varios millones de euros que no tenemos» para salvar la «rabieta» del ala regionalista del Gobierno después de que la «facción» socialista gestionara en 2016 «más de tres cuartas partes» del presupuesto. Mazas ha criticado que en un presupuesto «inflado, lo único que baja sea el empleo»; y ha dicho que se repiten «muchos de los vicios» del presupuesto de 2016.

El portavoz de Podemos, José Ramón Blanco, que pidió la dimisión de Sota, volvió a cargar contra el consejero, al que ha acusado de «llevar a Cantabria a la quiebra técnica». «No tiene capacidad para dirigir la responsabilidad que ostenta, si tuviera un mínimo de vergüenza debería dimitir», le dijo.

En su opinión, el presupuesto «agrava los desequilibrios de 2016» y la previsión de ingresos es «absolutamente irrealizable». De hecho, auguró que el incumplimiento del déficit «será mayor» aún que en 2016, lo que llevará a que a mediados de año habrá que ajustar el gasto y cortar el grifo. «Van a recortar o están recortando como hizo el PP», alertó, tras opinar que también se va a incumplir el techo de deuda.

Blanco llamó «irresponsables e inconscientes» a los miembros del Gobierno, que en su opinión es como «un corral de pollos sin cabeza, en el que cada consejero va a su bola y el que reparte el pienso no sabe ni contarlo». 

Salvador Blanco. Añadió que Podemos pudo haber optado por una posición «constructiva» en la negociación del presupuesto pero «pusieron condiciones que sabían que eran innegociables y no se podían cumplir (el cese de Salvador Blanco al frente de Sodercan), y no se ha querido sentar con el Gobierno hasta muy última hora». El consejero opinó que Podemos es ahora «el adalid de la ortodoxia fiscal de la troika» con sus argumentos sobre los ingresos, la deuda y el déficit. En su opinión, ese discurso está «invertido» respecto al de los máximos responsables del partido morado a nivel nacional, que dicen que «lo principal no es reducir el déficit sino reducir el paro y revertir los recortes del PP, que es lo que hemos hecho», dijo.

El consejero indicó que los presupuestos de años anteriores también estaban inflados, y ha pedido a los grupos que «no se preocupen» por la deuda pública porque «hay un control estricto» por parte del Ministerio. 

La portavoz del PSOE, Silvia Abascal, señaló  que el primer presupuesto de la legislatura se dedicó «a lo urgente, las personas, y el segundo a lo importante, el crecimiento económico».

Comentarios