Lunes. 23.10.2017 |
El tiempo
Lunes. 23.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

URBANISMO

El nuevo colegio Padre Apolinar estará acabado en mayo de 2018

La obra arrancó en abril de 2017 y ya se han completado los trabajos de excavación y «prácticamente» la cimentación de toda la planta del edificio, de unos 3.500 metros cuadrados, que ha realizado Copsesa.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual durante la visita a las obras del colegio ‘Padre Apolinar’. / ALERTA
La alcaldesa de Santander, Gema Igual durante la visita a las obras del colegio ‘Padre Apolinar’. / ALERTA
El nuevo colegio Padre Apolinar estará acabado en mayo de 2018

La Fundación Obra San Martín espera que las obras de su nuevo colegio de educación especial Padre Apolinar de Santander finalicen en mayo de 2018 y el centro pueda entrar ya en funcionamiento para el inicio del curso 2018-2019. Así lo anunció ayer martes el director de la Obra San Martín, Juan Gómez Armenteros, durante una visita a las obras de este centro realizada en compañía de miembros de la Corporación municipal, encabezados por la alcaldesa, Gema Igual.

La obra arrancó en abril de 2017 y ya se han completado los trabajos de excavación y «prácticamente» la cimentación de toda la planta del edificio, de unos 3.500 metros cuadrados, que ha realizado Copsesa. Actualmente se están ejecutando las obras de la estructura metálica que completarán los pilares y el techo de lo que va a ser la cubierta de todo el edificio, que se prevén queden concluidas en octubre de este año, según ha explicado el aparejador de la obra y uno de los encargados de la dirección de la misma, Nacho Cobos. Ahora, además, se está en fase de adjudicación de los cierres de fachada y de cubiertas y habrá una tercera fase en la que se otorgarán los trabajos de las instalaciones del edificio. El colegio, que supone una inversión por parte de la Obra San Martín de más de cuatro millones de euros, se ubica en una parcela de 8.000 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de Santander en la calle Autonomía 4, justo detrás de las actuales instalaciones de la Fundación. Precisamente, este nuevo centro, que tendrá una sola planta sin barreras arquitectónicas, permitirá incrementar de los 70 alumnos que tiene el actual centro a 100. 

El centro, dotado con diferentes aulas y una piscina, entre otros instalaciones, atenderá a alumnos de 4 a 25 años. «Es un proyecto muy importante porque significa poner en valor la importancia que los niños y jóvenes con discapacidad tienen para nosotros y la importancia que tienen que jugar en la sociedad nque en este momento se está construyendo», ha opinado Gómez Armenteros, quien ha resaltado la inversión que realiza la Fundación Obra San Martín en él.

Comentarios