Martes. 28.03.2017 |
El tiempo
Martes. 28.03.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

ENTREVISTA

José Manuel González: «Todo alrededor del proyecto de la mina de Reocín es una gran duda»

José Manuel González, natural de Castro Urdiales, es responsable de Medio Ambiente en Podemos desde 2015, responsabilidades a las que recientemente se han sumado Mundo Rural y Territorio. Es doctor en Biología y ha desarrollado su carrera como investigador en biología marina durante los últimos 15 años, en Canarias, Escocia y Santander donde actualmente trabaja y reside, habiendo publicado decenas de artículos y comunicaciones en revistas de investigación y distintos congresos especializados.

José Manuel González, responsable de Medio Ambiente en Podemos. / ALERTA
José Manuel González, responsable de Medio Ambiente en Podemos. / ALERTA
José Manuel González: «Todo alrededor del proyecto de la mina de Reocín es una gran duda»

PREGUNTA.- ¿Es cierto que Podemos mantuvo reuniones previas a los presupuestos con la empresa y el gobierno para estudiar la modificación de la ley del suelo y que su negativa a modificar la legislación fue lo que acabó por alejar al PRC de Podemos?

RESPUESTA.- Podemos no legisla a la carta para empresas extranjeras y menos en base a vagas promesas. Piense que recientemente se ha publicado en prensa que el gobierno ha prometido hasta 100 mil puestos de trabajo en los últimos 10 años. Los cheques en blanco y los actos de fe se los dejamos a otros. Lo cierto es que todo alrededor del proyecto de la mina es una gran duda. Ni siquiera conocemos su ubicación exacta. Pedir que se modifique la legislación de Cantabria en base a vagas promesas de riqueza económica es sinceramente muy poco serio. No sabemos cuáles serán los impactos ambientales de la mina ni cuál será el impacto económico real de la misma. Los datos de empleo proporcionados por el gobierno nos parecen claramente inflados y las promesas de una minería limpia que no producirá ni ruidos, ni gases ni residuos son un insulto a la inteligencia de los cántabros. 

P.- ¿Pero entonces fue la mina y no Salvador Blanco la principal causa de la ruptura entre Podemos y el PRC?

R.- Para el PRC-PSOE es mucho más cómodo apoyarse en Ciudadanos y echarle la culpa al caso de Salvador Blanco que reconocer su giro a la derecha o su ausencia de un modelo de desarrollo para Cantabria. Podemos está donde siempre ha estado. Son otros los que tienen que explicar porque miran hacia otro lado con las irregularidades detectadas por la intervención del gobierno o porque legislan a la carta para empresas extranjeras en base a vagas promesas de inversión. 

P.- ¿Qué opinan de las noticias aparecidas en prensa asegurando que la mina no contamina?

R.- El agua es transparente, la leche es blanca y las minas contaminan. Cualquiera que diga lo contrario miente. En reuniones previas a preguntas nuestras desde la empresa se reconocieron algunos impactos que ahora niegan desde el gobierno. Se emplearán explosivos durante todo el proceso, también al comienzo en superficie. Todo el material que se extraiga durante los 5 km de túnel hasta llegar a la veta, operación que se extendería al menos durante dos años será acumulado en el exterior de la boca, destruyendo todo el entorno más cercano alrededor de la mina. Hablamos de miles toneladas de tierra que no sabemos a dónde irán o como serán tratadas. Se generará contaminación por polvo que se sumará a los ya graves problemas de PM10 que existen en la comarca del Besaya y que continuarán una vez se comience a explotar la mina con el almacenamiento y transporte del mineral. Y eso sin entrar en temas más sensibles como los potenciales impactos en los acuíferos, en la calidad del agua, o los riesgos de accidentes, que siempre existen. En definitiva, no conocemos el alcance del impacto ambiental del proyecto y tampoco nos corresponde a nosotros evaluarlo, pero el gobierno no debería mentir en un tema tan sensible. Las minas contaminan. 

P.- Sin embargo el gobierno PRC-PSOE afirma que este proyecto podría crear unos 1.500 empleos directos e indirectos y que generaría unos ingresos en el mercado de 2.675 millones de euros, el 22% del PIB de Cantabria, ¿ustedes lo ven de igual manera?

R.- El impacto económico de la mina de Zinc está por ver. Desde Podemos estamos convencidos que los datos ofrecidos por el gobierno están totalmente sobredimensionados. Por ello hablar ahora del impacto económico de un supuesto proyecto para explotar Zinc en la cuenca del Besaya nos parece muy precipitado. Por otro lado, creo que es muy importante no confundir a la ciudadanía. Lo que se discute el próximo lunes no es si apoyamos o no la creación de 1.500 puestos de trabajo en la comarca del Besaya como tramposamente el gobierno pretende vender. Lo que se debate el lunes es una modificación legislativa, que se ha tramitado de forma urgente a pesar de que el gobierno lleva meses manteniendo reuniones con los grupos a este respecto, que abre las puertas a la minería en toda Cantabria, no solo en la comarca del Besaya y que afecta a cualquier proyecto minero que aterrice en nuestra tierra, además de debilitar nuestra principal barrera contra el fracking, la ley del suelo, al permitir el desarrollo de actividades extractivas de alto impacto en suelo rústico, incluso en el de especial protección. 

P.- A este respecto, ¿qué opinión tiene de las modificaciones puntuales que se están haciendo de la Ley del Suelo?

R.- El gobierno ha mostrado con este tema niveles de incompetencia e improvisación inéditas en lo que va de legislatura. Al día siguiente de que vuestro periódico recogiese en portada el aviso de Podemos Cantabria sobre posibles consecuencias indirectas en el fracking de la modificación legislativa de la ley del suelo, el gobierno anunció una ley anti-fracking, anuncio que solo unas horas después la vicepresidenta desmintió. Creo que es absolutamente lamentable el nivel de improvisación que el gobierno está mostrando en un tema tan sensible como la regulación de la actividad extractiva más impactante realizada por el hombre, la minería. Desde Podemos creemos que el gobierno debería dar marcha atrás, retirar la modificación legislativa que ha presentado y abrir un proceso de debate con el resto de fuerzas parlamentarias y actores de la sociedad civil para, que si realmente es necesario, realicemos una modificación con todas las garantías legales y ambientales y no una chapuza basada en las prisas y la falta de visión a largo plazo. 

P.- ¿Qué alternativas de desarrollo de la comarca ven desde Podemos Cantabria?

R.- Apostamos claramente por un cambio de modelo productivo. A través de una PNL en el Parlamento Estatal hemos presentado una enmienda que pide 225 millones de euros de inversión para la comarca del Besaya. Creemos que la reactivación industrial en Cantabria y en concreto en la Comarca del Besaya es vital. Sin embargo queremos un modelo industrial diametralmente opuesto a lo que supone una mina. Queremos que la industria ya existente así como la nueva inviertan en I+D+i. Es decir, un modelo con alto valor añadido y en sintonía con el medio ambiente, o que su impacto en él sea mínimo. Nuestro objetivo es crear un modelo industrial próspero para los próximos 25-30 años, con trabajo de calidad donde quepan los cántabros exiliados y los desempleados en la actualidad y donde podamos aprovechar el alto capital humano que posee nuestra región. La apuesta del Gobierno autonómico PRC-PSOE nos retrotrae a un modelo extractivo del siglo XIX y XX mientras que nuestro proyecto quiere situar a Cantabria donde merecemos los cántabros y cántabras en el siglo XXI, con un modelo industrial que apueste claramente por la investigación y el desarrollo tecnológico.

P.- ¿Qué propone Podemos para un desarrollo de la región que no comprometa el futuro de Cantabria?

R.- Un cambio de modelo productivo. Exigir inversión pública tanto estatal como autonómica y dirigirla a la I+D+I en la industria ya existente en nuestra región, así como para atraer nueva. Debemos especializarnos en una industria con alto valor añadido, es decir, no competir con mano de obra barata o permitiendo actividades que otros no permiten, sino competir por la calidad y excelencia de nuestro producto. Especializarnos en tecnología, patentes, investigación. Apostar por la eficiencia energética como forma de crear puestos de trabajo en el sector de la construcción, apoyar a las energías limpias y poner en valor nuestro medio rural apoyándolo e incentivando el emprendimiento en el mismo. 

P.- La ordenación del territorio en Cantabria es una materia pendiente, ¿cómo ven desde Podemos el actual proceso participativo que se está llevando a cabo?

R.- Tanto el PROT como el proceso participativo que le ha acompañado son absolutamente necesarios para facilitar un desarrollo ordenado de nuestra tierra adaptado a las necesidades concretas de nuestra gente. Desgraciadamente, o mucho nos equivocamos o el PROT no saldrá adelante esta legislatura ya que el PSOE está totalmente atado de pies y manos en este tema por los alcaldes regionalistas. 

P.- ¿Cuál cree que es el modelo de desarrollo del Gobierno para Cantabria?.

R.- Ese es el problema, el gobierno no tiene un modelo para Cantabria. Trabajan en base a la improvisación y los anuncio grandilocuentes, pero no hay una visión global. Desde Podemos apostamos por trabajar junto con el conjunto de la sociedad para desarrollar un plan a largo plazo para Cantabria. Un plan que adapte el desarrollo del territorio a su idiosincrasia así como a la de las personas que lo habitan y explote nuestros puntos fuertes tratando de mitigar nuestras debilidades. 

Comentarios