Jueves. 19.10.2017 |
El tiempo
Jueves. 19.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

POLÍTICA

El Ejecutivo regional anuncia que llevará al Gobierno de Rajoy a los tribunales

Revilla: «si no se abre la espita del Fondo de Liquidez Autonómica para la región la próxima semana, todo el Consejo de Gobierno en pleno se va a plantar en el Ministerio de Economía y Hacienda y vamos a dar una rueda de prensa».

Tras los «incumplimientos» con la Comunidad Autónoma respecto al pago del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y el proyecto de Comillas.

Rosa Eva Díaz Tezanos y Miguel Ángel Revilla. / J.RAMÓN
Rosa Eva Díaz Tezanos y Miguel Ángel Revilla. / J.RAMÓN
El Ejecutivo regional anuncia que llevará al Gobierno de Rajoy a los tribunales

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, y la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, han anunciado que llevarán a los tribunales los «incumplimientos» del Gobierno de Mariano Rajoy con la Comunidad Autónoma respecto al pago del Hospital Valdecilla y Comillas. «Vamos a llevar al Gobierno central a los tribunales, no nos queda otra», indicó Revilla, que ha advertido que si «no se abre la espita» del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para la región la próxima semana, «todo el Consejo de Gobierno en pleno se va a plantar en el Ministerio de Economía y Hacienda, y vamos a dar una rueda de prensa para que España se entere». «A ver qué delito ha cometido Cantabria para que con este Gobierno central, unas comunidades en muchos casos desleales tengan tratos de favor, frente a una comunidad autónoma seria, responsable, que cumple sus obligaciones y que se siente orgullosa de participar en este proyecto común que se llama España», se ha preguntado Revilla. En este sentido, el presidente ha advertido que si sigue «este cierre de la espita de darnos lo que es nuestro», Cantabria se plantea retirarse de todos los organismos y comisiones en los que participa.

«Entonces, ya no solo dejarán de ir los vascos y los catalanes», señaló, asegurando que «no nos vamos a callar» y que el Gobierno y él personalmente van a hacer «una ofensiva contra esto y contra Rajoy» porque «si hay pruebas para llamar a alguien mentiroso están aquí», apuntó con las cartas del presidente en la mano.

«Cantabria es una tierra con historia y tiene un presidente con dignidad, que no se va a callar. Plazo: la semana que viene. Y nos vamos a Madrid todos y el escándalo está montado. Y a los tribunales, que habrá jueces independientes, seguro», enfatizó Revilla, que ha subrayado que el Gobierno debe cumplir sus compromisos, y que ha censurado que España «no es un país igual para todos». «Estoy seguro que Puigdemont le llama (a Rajoy) y deja el partido de fútbol para ponerse».

En una rueda de prensa que tuvo como «detonante» la no incorporación de la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para el pago del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que por segundo año consecutivo no recibirá financiación, el presidente y la vicepresidenta denunciaron que hay «una operación de castigo» contra Cantabria. Matizaron que, aunque la «aversión» no sea contra los ciudadanos, éstos «están pagando las consecuencias de una operación contra este Gobierno», especialmente contra su presidente, según dijo el propio Revilla, que ha admitido que ha recibido «advertencias» de las consecuencias que podían tener sus «críticas generalizadas» a Rajoy y su Administración, pero que él «no podía creer» hasta ahora.

Revilla ha reconocido que él ha sido «beligerante» en sus críticas al Ejecutivo Central, algo que es «legítimo» y para lo que, ha sostenido, en este caso, «sobran los motivos» por sus «recortes brutales» y cuestiones como la amnistía fiscal, «indecente», según la vicepresidenta, pero ahora ese «castigo» es una «realidad».

Déficit y diversos recortes presupuestarios. El jefe del Ejecutivo ha dicho que el Gobierno de España debe al de Cantabria 16 millones comprometidos por escrito de la implantación de la LOMCE; 16,5 «firmados» del compromiso con Comillas; 34 millones de la Ley de Dependencia, que era un acuerdo verbal; y «más de 50 millones» de Valdecilla. Si estos pagos se hubieran producido, Cantabria no tendría déficit y no estaría abocada a «unos recortes que van a pagar los ciudadanos», aseguró. Revilla subrayó que el compromiso de Valdecilla le fue transmitido por Rajoy, pero «todo es una patraña». De hecho, cuando el Gobierno autonómico consignó la partida para el hospital, desde Madrid advirtieron de que no lo hiciera porque «probablemente no se apruebe», reveló el presidente.

Por contra, Cantabria recibe «constantemente» cartas pidiendo más ajustes porque, en caso contrario, la comunidad no podrá acogerse al FLA. Así, Revilla ha reconocido que en estos momentos la región está «abocada al incumplimiento de pagos a proveedores porque no nos abren el FLA, porque estamos intervenidos».

En este sentido, ha instado a Madrid a «cumplir con lo suyo» para que Cantabria «cumpla con lo nuestro». «Páguennos», afirmó, recordando que Cantabria tiene que hacer recortes «diariamente». Pero ha asegurado que la comunidad «va como un tiro a pesar del Gobierno de España» y «saldrá adelante». «No nos van a hundir», remarcó.

Revilla indicó que ha pensado en irse «si el problema soy yo», pero ha optado por hacer frente a la situación «con toda crudeza». Así, el Gobierno ha dado instrucciones a sus Servicios Jurídicos para efectuar una reclamación judicial de la partida «nominativa» para Valdecilla incluida en los presupuestos del año pasado, y otra para que el Gobierno pague los 16 millones de Comillas. También se analizará si puede reclamarse el compromiso para la reindustrialización del Besaya manifestado por Rajoy en una carta.

La vicepresidenta ha coincidido en que se trata de una de las «mayores afrentas» que ha sufrido el Gobierno, un «intento del PP de asfixiar» a la región, y que la no incorporación de la enmienda del pago de Valdecilla denota que el Gobierno «tenía la decisión política de no pagar desde que se produjo el cambio de Gobierno de esta comunidad autónoma».

Revilla ha recordado que ha enviado una carta a Rajoy solicitándole abordar la situación de Cantabria y, al no obtener respuesta, otra a la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, que tampoco ha tenido contestación. «No contesta nadie. ¿Qué hemos hecho para mecer esto?», se ha preguntado.

En este sentido también se refirió a las «recomendaciones» que ha dado al Gobierno de Cantabria el «brillante» ministro de Fomento y ex alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, de «abandonar el enfrentamiento y sentarse en la mesa de diálogo». «Pero ¿cómo? si no me contestan?, ha preguntado Revilla, que ha recordado que «incluso» ha salido de reuniones «hablando bien del presidente» y creyéndose lo que le dijo «en un alarde de ingenuidad».

Según Revilla, De la Serna da estos consejos mientras pide a Cantabria que pague el soterramiento de las vías de Torrelavega y de Santander. «Los vascos gratis, cien por cien, allí no piden nada. Me alegro por ellos; todos somos España. Pero a nosotros que nos den lo nuestro», reivindicó. Además, tanto el presidente como la vicepresidenta han censurado el papel del PP en esta sucesión de hechos. «Un papelón» el que han hecho «los partidos populares de Cantabria», según Revilla, que ha censurado su «servilismo» a Madrid «lamentable». «Si el PP tuviera un mínimo de dignidad, tendía que estar exigiendo ese dinero».

Un sainete y un insulto. Un «sainete» e «insulto» a Cantabria, según Díaz Tezanos, para quien la región ha sufrido una «vil agresión, impropia de un Gobierno y de un partido que se dice democrático» porque quienes están siendo «injustamente castigados» son los ciudadanos de Cantabria. «Y eso teniendo como ministro a un cántabro». «Es vergonzoso que se atreva a decirnos que hay que sentarse a dialogar para sacar adelante los asuntos. ¿Con quién nos sentamos, que ni reciben ni contestan a este Gobierno?», coincidió con Revilla la socialista, para quien la pregunta a De la Serna es «para qué le sirve estar en el Consejo de Ministros si no defiende los intereses de Cantabria; si pinta algo en el Gobierno de España cuando Cantabria está siendo maltratada».

En relación a otro ministro, el de Hacienda, Cristóbal Montoro, Revilla ha censurado que siga manteniendo el cargo de catedrático en la Universidad de Cantabria, «donde solo ha dado un día de clase hace 25» años y donde «no va a volver». «Seguimos con derechos medievales», apostilló, asegurando que no se va a callar. «A mis años, ya no me callo nada».

Comentarios