17.02.2019 |
El tiempo
Domingo. 17.02.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

FERROCARRIL

Desprendimientos y desborde de ríos cortan líneas ferroviarias en Cantabria

Un desprendimiento de tierra y la caída de un muro han provocado el corte de la línea ferroviaria en Cantabria que une Santander con Madrid y el desbordamiento de los ríos mantiene sin circulación la que existe entre la capital cántabra y la zona occidental de la región.

Un tren de FEVE detenido antes de llegar a la localidad de Las Fraguas. / Aguilera
Un tren de FEVE detenido antes de llegar a la localidad de Las Fraguas. / Aguilera
Desprendimientos y desborde de ríos cortan líneas ferroviarias en Cantabria

Según han informado fuentes de Adif y Renfe, un tren de Cercanías fuera de servicio chocó a primera hora de esta mañana con un desprendimiento de tierra entre las localidades de Las Fraguas y Los Corrales de Buelna, que ha provocado la parada del convoy, que no ha descarrilado, y no se han producido heridos.

También entre Torrelavega y Los Corrales de Buelna, a la altura de Las Caldas del Besaya, se ha caído un muro de la vía, lo que mantiene cerrado al tráfico ese tramo de la línea Santander-Madrid.

Los pasajeros que hoy jueves iban a coger los trenes de Renfe están siendo trasladados en autobús entre Santander y Palencia, en el caso de los convoyes de larga distancia, y entre Torrelavega y Las Fraguas, los de Cercanías.

Fuentes de Adif han asegurado que los trabajos de retirada del tren y para solucionar el desprendimiento y la caída del muro en la vía pueden "alargarse" y están siendo "complicados", debido a la crecida del río Besaya que pasa junto a la línea ferroviaria y que no permite el paso de los operarios de la compañía.

Tampoco circula el ferrocarril de vía estrecha entre Torrelavega y Cabezón de la Sal, de la línea que une Cantabria con Asturias, y sus pasajeros también están siendo trasladados en autobús.

En este caso, la línea permanece parada por el desbordamiento de los ríos que pasan cerca de las vías, como el Pas, el Saja y el Besaya.

Desde Renfe y Adif se apunta que esta situación podría prolongarse durante todo el día, debido a los problemas que hay para que trabajen los operarios de mantenimiento ante la cantidad de agua que aún hay y la intensa lluvia que registra todavía la región.

Comentarios