Domingo. 25.06.2017 |
El tiempo
Domingo. 25.06.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

COLEGIO DE MÉDICOS

Charla del padre de la gastrobotánica en Santander

Rodrigo de la Calle intervendrá en el Colegio de Médicos hoy lunes día 13 de febrero a las 20,00 horas para hablar de la alta cocina sin gluten.

Rodrigo de la Calle. / ALERTA
Rodrigo de la Calle. / ALERTA
Charla del padre de la gastrobotánica en Santander

El padre de la gastrobotánica, Rodrigo de la Calle, hablará sobre la alta cocina sin gluten en las Jornada sobre Gastronomía y Salud del Colegio de Médicos que se celebrará hoy lunes día 13 de febrero a partir de las 20,00 horas. En el año 2012 crea el concepto de Revolución verde, elaborando su menú más radical a base de frutas, verduras y hongos, utilizando la proteína animal como mero componente sazonador y participa activamente en numerosos congresos nacionales e internacionales de índole gastronómico y científico. También trabaja como asesor de multinacionales y empresas que se dedican al sector de la gastronomía. Rodrigo de la Calle es el padre de la gastrobotánica y chef del restaurante El Invernadero, en Collado Mediano (Madrid), que posee una estrella Michelin. La conferencia comenzará a las 20.00 horas en el salón de actos de la institución colegial y la entrada es libre hasta completar el aforo. 

Estas jornadas están organizadas por el Colegio de Médicos de Cantabria que preside Tomás Cobo, y cuentan con la colaboración del Igualatorio Cantabria y la Academia Cántabra de Gastronomía. Desde marzo de 2015 colabora activamente como asesor del prestigioso cocinero francés Jöel Robuchon, en sus laboratorios de París. 

La gastrobotánica es la investigación de nuevas especies y rescate de otras variedades olvidadas o desconocidas del reino vegetal y el estudio de los distintos componentes de las plantas (raíces, tallos, hojas, flores, frutos, semillas) para el uso y aplicación en cocina. 

Según explica el especialista, la gastrobotánica es una disciplina que fusiona dos campos del conocimiento humano, gastronomía y botánica para unirlos en un concepto cuyo resultado beneficia a ambos. Por una parte, porque fomenta las posibilidades de aplicación culinaria de los vegetales y, por otra, porque estimula y potencia el cultivo agrícola y la conservación de especies olvidadas, desconocidas o insólitas para la gastronomía.

Comentarios