Viernes. 23.06.2017 |
El tiempo
Viernes. 23.06.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

PARLAMENTO

Cantabria recuperará el próximo año la semana de vacaciones de Pascua

Ruiz ha incidido en los beneficios señalados por el Consejo Escolar respecto al modelo de calendario, como que «favorece el descanso y el aprendizaje del alumnado» o «mejora la convivencia».

Pleno del Parlamento. / JOSÉ RAMÓN
Pleno del Parlamento. / JOSÉ RAMÓN
Cantabria recuperará el próximo año la semana de vacaciones de Pascua

Cantabria recuperará en el curso 2018-2019 la semana de vacaciones de Pascua --la que sigue a la Semana Santa--, que se ha suprimido en el de 2017-2018, ya que vuelve a «cuadrar» con la estructura de calendario escolar de cinco bimestres con descanso por el que se ha optado en Cantabria. Así lo anunció ayer, en el Pleno del Parlamento de Cantabria, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, quien, interpelado por el PP, ha defendido que en el curso 2017-2018 esas vacaciones se han suprimido, no por aspectos «ideológicos» o «culturales», sino por respetar la estructura de calendario aprobada en el curso que ahora está a punto de concluir, con la que --ha dicho-- tanto la Administración regional como la comunidad educativa están «satisfechas».

Ruiz ha incidido en lo beneficios señalados por el Consejo Escolar respecto al modelo de calendario, como que «favorece el descanso y el aprendizaje del alumnado» o «mejora la convivencia» y que, al incluir evaluaciones cualitativas, promueve una evaluación «más continua» y se mejora la comunicación entre los centros educativos y las familias.

Por su parte, el PP ha criticado que el Gobierno de Cantabria insista en aprobar el calendario escolar, no con el Consejo Escolar sino en la Mesa Sectorial, en la que están representados los sindicatos de los docentes, que --ha explicado-- se encargan de velar por los derechos de los profesores pero no tienen entre sus cometidos mejorar la educación. Y es que, a juicio del PP, «lo primero» a lo que debe atender el calendario es a «cuestiones pedágogicas» que ayuden al aprendizaje, seguido de aspectos sociales que implican a las familias, como por ejemplo la conciliación, y de los laborales de los docentes.

Por ello, los ‘populares’ han acusado a Educación de haber tenido como lo «único relevante» a la hora de acordar el calendario el lograr la «paz sindical», algo que ha considerado «lamentable». El consejero ha negado la acusación de los populares y ha asegurado que el calendario escolar es «ante todo educativo». «Y luego si podemos conciliar conciliamos», ha dicho Ruiz, quien ha asegurado que desde la Consejería de Educación «se contribuye» con la conciliación pero ha defendido que no se puede hacer depender o «hipotecar» el calendario escolar a la conciliación. El consejero cree que las críticas del PP sobre este asunto «buscan el oportunismo político» y ha acusado a los popular de «fariseísmo» al ha dicho-- intentar «abrir una brecha».

Comentarios