19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

AYUDA SOCIAL

El Ayuntamiento amplía su parque de alquiler social con cinco nuevas viviendas

De las cinco viviendas que se van a sortear ahora, dos se encuentran en la calle José María de Cossío. / ALERTA
De las cinco viviendas que se van a sortear ahora, dos se encuentran en la calle José María de Cossío. / ALERTA
El Ayuntamiento amplía su parque de alquiler social con cinco nuevas viviendas

El Ayuntamiento de Santander ampliará el parque de alquiler social de la ciudad con cinco nuevas viviendas, todas ellas de propiedad municipal, que acaban de ser rehabilitadas para ponerlas a disposición de familias con dificultades para acceder a un alquiler en el mercado libre.

Las personas que quieran optar a estos cinco pisos podrán inscribirse para el sorteo a partir del 22 de enero, entregando los impresos y toda la documentación necesaria en el Registro municipal o el resto de registros legalmente previstos.

De las cinco viviendas que se van a sortear ahora, dos se encuentran en la calle José María de Cossío, otras dos en la avenida del Deporte y la quinta en la Bajada de San Juan.

Con estas incorporaciones, ya son 24 las viviendas que conforman este parque de alquiler social, la mayor parte de ellas, propiedad del Ayuntamiento, y otras cedidas por CaixaBank, Bankia y por la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander, según ha detallado en un comunicado este sábado la concejal de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina.

Antes de su incorporación al parque de alquiler social estas cinco viviendas han sido acondicionadas y rehabilitadas para que estén en "óptimas condiciones" para acoger a sus nuevos inquilinos.

La concejal de Familia y Servicios Sociales ha puesto en valor la, según ha dicho, "amplia" red de viviendas municipales al servicio de familias en situación de vulnerabilidad social, tanto a través del parque de alquiler social, como de alquileres asequibles y de la Red Enlace.

En la actualidad, el parque de alquiler social de Santander está dotado con 19 viviendas, una cifra que se aumenta ahora con estos cinco pisos.

Además, el Ayuntamiento dispone de otras 162 viviendas destinadas a alquileres asequibles y también, a través de la Red Enlace, pone pisos a disposición de diferentes entidades para la acogida de personas en situaciones de riesgo, para promocionar la vida autónoma de colectivos con necesidades especiales o para atender a familias con dificultades.

INSCRIPCIONES EN EL SORTEO

El plazo para apuntarse al sorteo de los cinco nuevos pisos de alquiler se abrirá el lunes 22 de enero y será de 20 días, tras lo cual, se publicará la lista provisional de admitidos y se darán otros diez días para realizar alegaciones o subsanaciones.

Después se publicarán las listas definitivas, en las que se asignará a cada solicitante un número para el sorteo, cuya fecha se dará a conocer una vez finalizado todo este proceso.

Para poder participar en el sorteo es necesario llevar al menos un año empadronado en la ciudad y los ingresos de la unidad familiar no pueden superar dos veces el IPREM.

El precio que se fija como alquiler es el equivalente a la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, con un mínimo de 100 euros, y el plazo por el que se otorga el alquiler es de un año como mínimo y hasta 3 años, con prórrogas anuales.

AYUDAS PARA EL PAGO DE HIPOTECAS, ALQUILERES Y OTROS GASTOS

Tejerina ha recordado que además de facilitar alquileres sociales a las familias más desfavorecidas, el Ayuntamiento de Santander cuenta también con ayudas económicas para aquellos vecinos que necesitan un apoyo para hacer frente a gastos básicos.

Así, la ordenanza de ayudas económicas contempla distintos conceptos que van desde el pago del alquiler y de los recibos de agua, luz, comunidad, etcétera, a otro tipo de gastos como arreglos de primera necesidad, alimentación, cuidado infantil, apoyo al menor, productos de higiene o ropa.

Igualmente, incluye la posibilidad de solicitar ayudas para el pago puntual de los gastos de hipoteca cuando se produzcan imprevistos o situaciones sobrevenidas que impidan afrontarlos durante un período determinado de tiempo, así como otros gastos ligados a la vivienda, como el cambio de una lavadora, por ejemplo.

Y también se prevén ayudas para cursos de formación, incluidos dentro de un plan de intervención por parte de los servicios sociales municipales, con el fin de favorecer las posibilidades de inserción laboral de los beneficiarios.

Comentarios