Viernes. 18.08.2017 |
El tiempo
Viernes. 18.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

Ocho agresiones a profesionales de la Sanidad en Cantabria en 2016

Colegio de Médicos. Durante el pasado ejercicio se registraron dos agresiones menos que en el año anterior, mientras en el resto de España aumentaron un 37,12%, con un total de 495 casos. El cien por cien de los incidentes se produjeron en el sector de la medicina pública, de los cuales el 62% fueron en Atención Primaria.

Un profesional sanitario atendiendo a un paciente. / ALERTA
Un profesional sanitario atendiendo a un paciente. / ALERTA
Ocho agresiones a profesionales de la Sanidad en Cantabria en 2016

El Colegio de Médicos de Cantabria ha contabilizado durante el año pasado ocho agresiones a profesionales de la sanidad regional, lo que supone dos menos que en el año anterior (-20%). En España, estos casos aumentaron un 37,12% en 2016, con 495 casos, según datos del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC). En Cantabria, 2016 ha sido el segundo año en que menos agresiones se han contabilizado, tras las cinco de 2014, desde que se inició el registro de este tipo de conductas en 2010. La entidad colegial regional ha ofrecido estas cifras con motivo del Día contra las Agresiones, que se celebró ayer en España bajo el lema ‘Ante las agresiones a sanitarios, tolerancia cero’ y el hashtag en redes sociales #stopagresiones.

El cien por cien de las agresiones se han producido en el sector de la medicina pública, de las cuales el 62% ha sido en ámbito de Atención Primaria (AP), seguido de las Urgencias hospitalarias y urgencias de AP con un 13% y por último en los hospitales con un 12%. Las mujeres han sido las que más agresiones han sufrido, el cien por cien en las urgencias de Atención Primaria.

La totalidad de agresiones han sido realizadas por los pacientes. La mitad fueron insultos y amenazas y destacaron las discrepancias con la atención médica en un 25%, seguidas por el tiempo de atención al paciente, discrepancias personales, así como por no estar de acuerdo con las recetas propuestas por los profesionales.

El Colegio de Médicos de Cantabria considera positivo que este tipo de conductas violentas se comuniquen, aunque ha lamentado que, en muchos casos, tienen relación con situaciones que se vienen denunciando como la masificación de las Urgencias, la falta de equidad en la atención sanitaria, el aumento de las listas de espera o la precariedad laboral de los profesionales.

En España, el 75% de la agresiones que se han producido en 2016 han sido a mujeres. El 38% fueron a médicos con edades comprendidas entre los 56 y 65 años, seguidos por los facultativos de 36 a 45 años (37%), de 46 a 55 años (13%) y los menores de 35 años con un 12% de las agresiones. El 12% de los médicos agredidos han tenido que solicitar la baja laboral.

Por comunidades autónomas, las que han registrado un mayor número de agresiones denunciadas en los colegios han sido Cataluña (109), Andalucía (102) y Madrid (99), aunque la incidencia mayor por mil colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura y Ceuta. Del estudio se desprende un porcentaje mayor de agresiones a mujeres (58,38%). En cuanto al ámbito sanitario de ejercicio, sigue siendo el público donde se producen la gran mayoría de este tipo de conductas violentas, con un 87% de los casos, mientras que en el sector privado se han producido el 13%, experimentando este último un ligero descenso respecto al año anterior (14%).

En el sector público, el 58% de los agredidos son mujeres y el 42% hombres; y en el privado, el 48% fueron hombres y el 52% mujeres. Sobre el ámbito donde se produce la agresión, sigue siendo la Atención Primaria la que se lleva la mayor parte (55%), frente a la hospitalaria (17%). Las Urgencias hospitalarias y de Atención Primaria tienen un porcentaje de un 10% y un 18% cada una de ellas.

LLAMAMIENTO. El Observatorio de Agresiones ha hecho público un Manifiesto en el que hace un llamamiento a todos los agentes para que tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales y, con ellos, al conjunto del sistema sanitario. 

El importante número de agresiones a profesionales sanitarios que se registran anualmente a través del Observatorio de Agresiones suponen «la punta del iceberg de un problema de violencia como tal», afirma el manifiesto, que reclama «tolerancia cero» para ellas.

Comentarios