21.06.2018 |
El tiempo
Jueves. 21.06.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

EMPRESAS SOLVAY

Huelga indefinida en el transporte de piedra caliza a la empresa Solvay

Huelga indefinida en el transporte de piedra caliza a la empresa Solvay

Los trabajadores de la empresa concesionaria del transporte de piedra caliza al complejo Solvay de Barreda han iniciado hoy una huelga indefinida, como protesta ante los problemas suscitados con la subrogación de contratos a la nueva firma que asumirá el servicio desde el 2 de enero.

La huelga afecta a los 26 trabajadores de la firma Sadisa y en caso de no llegarse a un acuerdo sobre los contratos que deberá asumir la nueva empresa Transportes Cuevas haría peligrar el abastecimiento de materia prima a la planta de Solvay, que consume piedra caliza para sus producciones.

El portavoz de la plantilla y delegado comarcal de CCOO, Guillermo Moral, ha explicado a Efe que la huelga viene motivada por la ruptura de las negociaciones por parte de Cuevas, que se niega a aplicar el acuerdo alcanzado a comienzos de semana en el Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (Orecla).

Según ha detallado, Cuevas aceptó subrogar entre 10 y 13 trabajadores de la plantilla de Sadisa, actual concesionaria del transporte, mientras que el resto serían recolocados por esta en otras divisiones de actividad del sector de la construcción.

Días más tarde, llegado el momento de suscribir el acuerdo alcanzado en el Orecla para dar estabilidad a la plantilla con el cambio de empresa el próximo 2 de enero, la dirección de Cuevas se negó a rubricar el pacto, lo que desató la protesta de los sindicatos.

Moral ha asegurado que la negociación de los contratos "ha generado muchos problemas" desde el principio, en especial como consecuencia de que Cuevas presentó una oferta "a la baja" para poder adjudicarse el contrato de transporte de la piedra de Solvay para poder arrebatar la concesión a Sadisa.

El portavoz de la plantilla ha avanzado que la convocatoria de huelga irá acompañada a partir del 2 de enero del bloqueo en las entradas de piedra caliza en el complejo de Solvay, lo que podría hacer peligrar la normal producción de la planta.

Fuentes del comité de Solvay han explicado que la planta de Barreda tiene almacenada piedra caliza para unos cinco días, a partir de los cuales su producción se vería "seriamente afectada" por la huelga en la contrata del transporte.

Por su parte, el sindicato USO en la planta de Solvay ha culpado a la empresa del problema surgido con la contrata del transporte de piedra desde la cantera de San Felices a la fábrica, problema que a su juicio "es el resultado de una política basada en el recorte de costes y en la precarización del trabajo".

Para USO, resulta "inaceptable" que la renovación de contratas "suponga permanentemente el despido de los trabajadores que han venido trabajando para Solvay durante décadas" y que la nueva política de la empresa "consista en tratar a las contratas como 'clínex' de usar y tirar".

Recuerda que el sindicato ha venido defendiendo "en soledad" en el complejo Solvay la necesidad de que todas las renovaciones de las contratas lleven un compromiso de subrogación para garantizar el empleo en el cambio de empresas concesionarias del servicio.

Por ello, hace un llamamiento a Solvay para "acabar con su política de inestabilidad" en el empleo de las contratas y demanda a la empresa que "se implique en hacer efectiva la subrogación" y se incorpore en el próximo acuerdo una cláusula de estabilidad de empleo para la plantilla y para los trabajadores de sus contratas.

Comentarios