Sábado. 19.08.2017 |
El tiempo
Sábado. 19.08.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

JUSTICIA

Francia fija residencia al presunto etarra Irastorza a la espera de juicio

Su puesta en libertad condicional a la espera de juicio se debe a un procedimiento correccional habitual en la república francesa.

El presunto miembro de la banda terrorista, Mikel Irastorza. / EFE
El presunto miembro de la banda terrorista, Mikel Irastorza. / EFE
Francia fija residencia al presunto etarra Irastorza a la espera de juicio

La Justicia francesa fijó residencia al presunto exjefe de la banda terrorista ETA Mikel Irastorza, que no podrá abandonar Francia a la espera de que se celebre juicio, tras salir hoy de la cárcel en libertad condicional, informaron a Efe fuentes judiciales.

Irastorza quedará de esta manera sometido a control judicial después de que un tribunal galo le asignase domicilio en Bayona (País Vasco francés) al dictar su excarcelación. Las fuentes recordaron a Efe que el presunto etarra no tiene causas abiertas en España, y señalaron que su puesta en libertad condicional a la espera de juicio se debe a un procedimiento correccional habitual en Francia, donde no se suele alcanzar el año en prisión preventiva.

Irastorza estaba en ese régimen desde el pasado noviembre después de haber sido arrestado por la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil española, en una operación en la que también fue detenida la pareja -un español y una francesa- que le albergaba en su domicilio en la localidad de Ascain (sur del país).

El juez antiterrorista lo acusó de asociación de malhechores con fines terroristas, pero no de dirección de organización terrorista, aunque había sido presentado como el entonces jefe de ETA. Irastorza estaba interno en la cárcel de Fleury-Merogis (al sur de París), que abandonó anoche para dirigirse hoy a Bayona, adonde llegó este mediodía, según confirmaron a Efe fuentes del colectivo de «apoyo al proceso de paz» Bake Bidea. Con su detención en la operación Nerín, ETA quedó descabezada y con apenas un puñado de miembros liberados. Según fuentes policiales españolas, Irastorza, de 41 años y nacido en San Sebastián (Guipúzcoa), ejerció la máxima responsabilidad de ETA tras la detención de David Pla e Iratxe Sorzábal el 22 de septiembre de 2015 en otra operación conjunta de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) francesa y de la Guardia Civil, a la que se bautizó con el nombre de Pardines.

Antes, fue responsable nacional de EKIN, la estructura de la que ETA se sirvió como instrumento para aplicar la estrategia político-militar y ejercer la dirección política del complejo organizativo encabezado por la banda terrorista. La organización ETA, que en octubre de 2011 anunció el fin definitivo de sus acciones terroristas, ha asesinado a unas 850 personas en las últimas cinco décadas en su objetivo de lograr la independencia del País Vasco.

Por otro lado, el colectivo Sare ha denunciado este martes en Bilbao «la mochila» con la que viven los hijos de presos de ETA alejados de cárceles de Euskadi, en una comparecencia pública celebrada en Bilbao, en la que ha estado presente Peru del Hoyo, hijo del etarra Kepa del Hoyo fallecido la pasada semana de un ataque al corazón en una cárcel de Badajoz. La portavoz de la red ciudadana en favor de los derechos de los reclusos de la banda, Oihana Mujika, ha enmarcado el acto dentro de la voluntad de la plataforma por «sacar a la luz la situación de los hijos de presos vascos» a través de una iniciativa denominada ‘Los niños de la mochila’.

«Actualmente hay 113 niñas, niños y adolescentes menores de 18 años, cuyo padre, madre, o ambos, están en prisión (por ser de ETA). Dado que estas personas jóvenes cargadas con tan pesadas mochilas no comparecen en los medios de comunicación ni en las instituciones, Sare asumió el compromiso de ser su voz», ha afirmado. Mujika ha señalado que la muerte del preso Kepa Del Hoyo ha sido consecuencia del «inhumano sistema penitenciario español», y ha mantenido que Peru, su hijo, «ha sido toda su vida un niño con mochila». «Tenía mes y medio cuando detuvieron a su padre, y, desde entonces, ha tenido que recorrer miles y miles de kilómetros por España, con la mochila a la espalda, de cárcel en cárcel», ha apuntado.

Peru Del Hoyo, por su parte, ha criticado que a los hijos de los presos de ETA se les haya «robado la infancia». «Aunque somos inocentes, nos han impuesto también la condena aplicada a nuestros padres», ha añadido.

Comentarios