11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

AUNTAMIENTO

La calle Cervantes queda abierta al tráfico peatonal, con aceras más anchas y accesibles

Los coches podrán circular a partir del día 7 de enero por el único carril del que dispone ahora

La calle Cervantes queda abierta al tráfico peatonal, con aceras más anchas y accesibles

La calle Cervantes quedó ayer abierta al tráfico peatonal tras las obras de mejora que la han dotado de aceras más anchas y accesibles, convirtiéndola en mucho más atractiva para pasear, con una visibilidad mucho mayor para su comercio y con sus servicios de abastecimiento y saneamiento completamente renovados, así como con la incorporación de nuevo arbolado. Así lo ha anunciado la alcaldesa, Gema Igual, que ha comprobado que, a falta de un pequeño remate en el entronque con la calle Cisneros, ya han concluido estos trabajos, en los que el Ayuntamiento ha invertido cerca de 1,3 millones de euros.

Igual ha apuntado que gracias a esta actuación, se han mejorado las calles Cervantes y Miguel Artigas, que habían quedado prácticamente como ‘islas’ en una zona en la que se habían renovado tanto el entorno del Ayuntamiento y la calle Los Escalantes como el de las calles Rubio y Gravina, en el barrio de La Florida.

Se ha conseguido generar un entorno más acorde con el resto de calles circundantes, que favorece el tránsito peatonal en un espacio que está en pleno centro de la ciudad, que es muy frecuentado por los santanderinos y que tiene una alta actividad comercial que se va a ver, sin duda, favorecida con la ejecución de este proyecto, ha explicado. La alcaldesa ha precisado que hasta el 7 de enero la calle Cervantes será únicamente de uso peatonal y, a partir de esa fecha, se abrirá al tráfico de vehículos, sin restricciones.

No obstante, se hará un seguimiento de cómo se comporta el tráfico al pasar de dos a un único carril de circulación, por si en algún momento no fuera lo suficientemente fluido y se hiciera necesario tomar medidas adicionales o incluso plantearse la necesidad de limitarlo a un tráfico restringido, bien de manera total o durante determinadas horas del día.

Por la tarde tuvieron lugar una serie de actividades lúdicas con el fin de hacer partícipes a todos los santanderinos de la importancia de la apertura al peatón de una calle tan significativa como ésta. Además, está previsto desarrollar una campaña de apoyo al comercio en las calles Cervantes y Miguel Artigas, que comenzará el próximo lunes, 10 de diciembre, y se prolongará hasta el día 22 de diciembre. 

Desde este viernes, día 7, los responsables de esta campaña recorrerán los aproximadamente 55 comercios que suman ambas calles para dejar una urna de cartón, carteles y papeletas para el sorteo de una bicicleta eléctrica entre quienes realicen compras en sus establecimientos durante los días que dura esta promoción.

RECOGIDA SOLIDARIA. También en ese entorno, incluyendo el barrio de La Florida, se va a llevar a cabo una recogida solidaria de artículos nuevos (alimentos no perecederos, juguetes, ropa, etc.) para ser entregados a entidades benéficas, como Cruz Roja. Esta actuación abarcará los comercios de las calles Cervantes, Miguel Artigas, Amós de Escalante, Rubio, Gravina y Florida; Magallanes, Cisneros y Jesús de Monasterio, hasta Isabel La Católica; Acebedos, Escalante, Plaza de la Leña, Enseñanza y Plaza de la Esperanza. La actuación que se ha llevado a cabo en la calle Cervantes ha consistido en la renovación integral del tramo comprendido entre Cisneros y Jesús de Monasterio, el soterramiento de los contenedores y la plantación de arbolado, así como la sustitución de las redes de abastecimiento y saneamiento y otras actuaciones y mejoras en calles del entorno. El objetivo de esta actuación es que los vecinos, comerciantes y usuarios de esta calle, que concentra una importante actividad, ganen en calidad de vida, con un espacio más funcional, más humano, más habitable y, además, más accesible. La calle Cervantes cuenta ahora con una zona central para la rodadura de vehículos en un solo carril pavimentado con adoquín de granito para diferenciarse de las aceras. Por su parte, las aceras han pasado a tener un ancho mínimo de 1,80 metros, tal y como establece la normativa de accesibilidad, y están diseñadas con un pavimento a base de losas de granito.

También se ha dotado a la calle de 11 árboles, se ha colocado nuevo mobiliario urbano y se han soterrado los contenedores, que estaban en superficie. Asimismo, el proyecto ha incluido la sustitución de las tuberías de abastecimiento de las calles Cervantes y Miguel Artigas y de todas sus acometidas, así como la instalación de nuevas tuberías de saneamiento, la colocación de una red de riego y la instalación de un nuevo hidrante a propuesta de los bomberos municipales.

El proyecto ha contemplado también trabajos en otros espacios de las inmediaciones, entre ellos, la calle Miguel Artigas.

Comentarios