16.12.2018 |
El tiempo
Domingo. 16.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

Las bibliotecas municipales contarán con 420 libros para personas con discapacidad

El Consistorio los distribuirá en lotes (12 títulos para el público infantil, 21 para el juvenil y 31 para adultos).

Encuentro celebrado en Nueva Montaña. / ALERTA
Encuentro celebrado en Nueva Montaña. / ALERTA
Las bibliotecas municipales contarán con 420 libros para personas con discapacidad

Las bibliotecas municipales de Santander contarán con 420 nuevos libros con el logo LF (lectura fácil), cuyo lenguaje, contenido y forma son más sencillos, con el objetivo de fomentar la lectura en personas con discapacidad. La alcaldesa de Santander, Gema Igual; la concejala de Cultura, Miriam Díaz; y el concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo; presentaron esta iniciativa en un acto celebrado en la biblioteca del centro cívico de Nueva Montaña, al que asistieron miembros del CERMI (Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de Cantabria), AMICA y la Fundación Obra San Martín.

El Ayuntamiento de Santander ha adquirido estos 420 libros que distribuirá en lotes (12 títulos para el público infantil, 21 para el juvenil y 31 para adultos) a las bibliotecas municipales -la Biblioteca Municipal, Biblioteca Nueva Montaña, Biblioteca Ateca, Biblioteca Jado y Biblioteca María Luisa Pelayo-. Tal y como ha explicado la alcaldesa, el lenguaje de estos libros es «mucho más sencillo» que el de los ejemplares habituales y las frases y párrafos son más cortos. Así, «se cuenta la historia igualmente» pero de forma accesible a las personas con dificultades cognitivas.

Estos libros están testados por la Federación Internacional de Librerías, por la asociación europea Plena Inclusión y la Asociación Lectura Fácil, que les ha sellado con el logo LF, según ha explicado la alcaldesa. Igual recalcó también que el fomento de la lectura es bueno a cualquier edad, pero que cuanto antes se ejercite «más se puede ir avanzando». En este sentido, dijo que estos libros sirven para que las personas con discapacidad «aumenten su capacidad de retener».

Esta iniciativa se enmarca en el II Plan para la Atención y Promoción de las Personas con Discapacidad que el Ayuntamiento ya ha ejecutado en un 80 por ciento, según Igual, y que tiene como objetivo hacer accesible la cultura a todas las personas. A través de este plan, el Ayuntamiento ha desarrollado otras iniciativas para «eliminar barreras arquitectónicas», así como «cognitivas y sensoriales» a personas con discapacidad. Una de ellas es la instalación de bucles magnéticos, que facilitan la audición a personas con implantes cocleares. Algunas dependencias municipales cuentan con bucles portátiles, mientras que en otros lugares como el salón de plenos del Ayuntamiento y el Paraninfo de la Magdalena los bucles son fijos. El Ayuntamiento también ha incorporado hace unas semanas cinco audiosignoguías para hacer accesible la visita al Palacio de la Magdalena, un recurso turístico que «merece ser captado, visionado y escuchado» por todas las personas, ha señalado Igual. La alcaldesa ha explicado que, a través de estas acciones, el Consistorio pretende que la «plena inclusión y la integración total» de personas con discapacidad sea «más real».

Comentarios