11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

BALONMANO

Que nadie encienda las luces

  • El DS Blendio pretende dar continuidad a su racha como local consiguiendo esta tarde su sexta victoria consecutiva.
  • Visita la albericia un anaitasuna en buena dinámica
Herrero Lon, ganando posición para lanzar desde seis metros. / J.R.
Herrero Lon, ganando posición para lanzar desde seis metros. / J.R.
Que nadie encienda las luces

Es habitual oír que a la vez que un equipo va acumulando victorias de manera consecutiva, éste se acerca a su primera derrota. Es ley de vida, tan cierto como que nadie gana eternamente y para siempre. Ni siquiera el Barça, que el curso pasado vio manchado un expediente que mantuvo impoluto durante cinco años tras perder en Granollers en una mala tarde. También algún día volverá a perder el DS Blendio en La Albericia, pero es mejor que no sea hoy. Que el fin de la racha tarde en llegar. Es lo que quieren todos los miembros del equipo, tanto entrenadores como jugadores, y una afición que está disfrutando como nunca de su equipo y que no quiere que la fiesta se acabe. Que dure un poco más. Al menos, hasta el próximo año. Que nadie encienda las luces todavía.

Quedan tres partidos para concluir la primera vuelta y dos de ellos serán en La Albericia. Parece una buena oportunidad. Ambos se jugarán entre semana y en miércoles. El primero será esta misma tarde casi noche siendo Anaitasuna quien ejercerá de oponente malintencionado. El equipo pamplonés será, por lo tanto, ese incómodo visitante que querrá cortar por lo sano los días de vino y rosas santanderinos. Llegará con ambición y con el firme deseo de poner las cosas en su sitio tras verse, de pronto, por detrás del conjunto cántabro en la clasificación. Es algo que no esperaba. Le ha cogido con el pie cambiado porque se trata de un club que, con el tiempo, ha ido creciendo y no sólo se ha asentado en la máxima categoría, sino también en la zona media alta de la misma. Por eso hoy quiere marcharse de Santander habiendo sumado dos nuevos puntos y habiendo dejado atrás a un DS Blendio que, tras perder en Logroño, quiere recuperar la sonrisa.

Los hombres de negro buscarán esta tarde, a partir de las 20.30 horas, su sexta victoria consecutiva como locales. Se dice rápido, pero es un logro ciertamente complicado haber llegado ya hasta cinco. Han mordido el polvo Alcobendas, Cangas, Atlético Valladolid, Bidasoa y Guadalajara. En esta lista hay equipos que luchan por la permanencia pero otros que miran alto. Incluso hay dos (pucelanos y vascos) que llegaron como segundos clasificados y se tuvieron que ir con las orejas gachas. Por eso ni el tamaño del rival ni su trayectoria reciente a buen seguro que rebajará la ambición del equipo santanderino.

El de hoy será el segundo de los cuatro partidos en doce días con los que se dará carpetazo a la primera vuelta de la Asobal. Se antoja un final precipitado sin demasiado sentido pero es así como está escrita la historia. Es algo habitual y lo cierto es que, en sus dos primeros años en la máxima categoría, al equipo de Reñones no le fue mal en esta acumulación de partidos con el que acaba el año. De hecho, en su debut entre los mejores, consiguió tantos puntos (seis) en siete días que en los tres meses anteriores de competición. No llegó a tanto en su segunda experiencia porque el último partido fue contra un intratable Logroño, pero ganó los dos anteriores salvando así de manera sobrada con la primera vuelta.

La ventaja que tiene ahora es que ha llegado a esta recta final con una docena de puntos ya en su poder, lo que le va a permitir, suceda lo que suceda, llegar al ecuador con el objetivo cumplido. Lo que buscan ahora los hombres de Reñones es un salto de calidad, sumar otros dos o cuatro que no sólo les conceda una confirmación de todo lo bueno hecho en las últimas semanas, sino incluso la posibilidad de comenzar a programar y preparar ya la próxima temporada con suficiente antelación. Sería un privilegio que no habrían tenido nunca.

Conseguirlo pasa por La Albericia, que es donde el DS Blendio se ha hecho verdaderamente fuerte y donde ha sumado diez de sus doce puntos. De hecho, ni siquiera ha ganado todavía fuera de Santander porque sólo sumó en sus desplazamientos a las canchas del Teucro y el Benidorm tras firmar tablas. Sólo le queda una más antes de que se cierre el telón por este año y será de las difíciles. En concreto, al equipo santanderino le tocará jugar el sábado en León, donde, por otro lado, dio su primera gran campanada de su aún corta historia en Asobal y donde logró su primera victoria como visitante, pero ya habría tiempo de pensar en eso. Lo primero es Anaitasuna porque, además, el partido es en La Albericia. Y eso significa que hay que frotarse las manos porque, últimamente, los partidos en su pabellón de los hombres de negro son sinónimo de diversión.

Todos disponibles. Rodrigo Reñones tendrá hoy a todos sus jugadores a su plena disposición. Incluso podrá contar con un Jorge Silva de quien cada vez podrá disponer más después de acelerar su puesta a punto tras su operación. Es importante contar con margen para la rotación cuando se van a acumular tantos esfuerzos en tan pocos días. Sobre todo para medirse a un Anaitasuna que, sobre el papel, es el rival más asequible de los que puede quedar de aquí al final de la primera vuelta. Por eso es especialmente importante que no se escapen los dos puntos que se pondrán en juego porque después esperan el Ademar y el Granollers. Y, aunque las cosas en la máxima categoría están más igualadas en el presente curso que en otros anteriores, siempre se antoja más complicado sumar ante ellos.

Se puede decir que el Anaitasuna llega a La Albericia en su mejor momento. Tras un titubeante inicio de campeonato que no respondió a sus expectativas, los hombres de Iñaki Aniz han puesto la directa hacia las plazas más deseadas de la clasificación. No sólo han ganado sus dos últimos partidos, sino que, si se borra de la lista su enfrentamiento ante el Barça, que no cuenta, habría que sumar a esos dos triunfos su victoria contra el Valladolid y su empate ante el Cuenca. Es decir, tres victorias y un empate en sus cuatro últimos duelos.

Y es que, se tata de un buen equipo con jugadores de peso ya en la categoría e incluso de talla internacional como Mikel Aguirrezabalaga o Raúl Nantes. Este último es, incluso, el sexto máximo goleador de la categoría. Sólo dos goles menos que él tiene Ander Torriko, que ya se ha colocado en el ‘top ten’ tras alzarse con la novena plaza gracias a sus 57 goles anotados hasta la fecha. Jorge Silva se quedó con 53 por su lesión  pero a buen seguro que los disparará cuando acumule sus minutos habituales sobre la pista mientras que Nacho Valles suma ya 51. Se trata de una primera línea temible y anotadora que pude dar alegrías a poco que funcione el rendimiento defensivo.

Comentarios