Jueves. 29.06.2017 |
El tiempo
Jueves. 29.06.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

BALONMANO

Los ‘Hispanos’ rematan el pleno y se citan con Brasil en octavo

España 36 - 26 Eslovenia

Valero Rivera. / EFE
Valero Rivera. / EFE
Los ‘Hispanos’ rematan el pleno y se citan con Brasil en octavo

La selección española masculina de balonmano derrotó con autoridad (36-26) a Eslovenia este jueves para cerrar con pleno de victorias la fase preliminar del Mundial de Francia, un despliegue con sed de venganza que tuvo a los ‘Hispanos’ en claro manejo del duelo que les cita ahora con Brasil por un puesto en cuartos de final.

España rubricó la primera plaza del Grupo B para avanzar a octavos con brillantez y un punto de revancha. La doble campeona del mundo dio un paso más en su gran proyección en el Arena de Metz para tumbar a su verdugo en el pasado Preolímpico, que condenó a España a ver desde casa los Juegos de Río de Janeiro.

Las cuentas pendientes dieron si cabe un punto más de intensidad y hambre al gran despliegue de España, rubricando la mejor primera mitad del Campeonato (18-10). Los de Ribera volaron sobre el parqué y culminaron su victoria con sensaciones inmejorables de cara a los cruces de la cita gala que comienzan el sábado en Montpellier ante la cuarta clasificada del Grupo A.

La cara hecha un poema de Veselin Vujovic no era para menos después del despliegue español en los primeros 30 minutos. De hecho tardó el equipo de Ribera seis minutos en carburar en ataque y defensa, pero a partir de ahí comenzó el monólogo de la subcampeona de Europa. David Balaguer, que cerró el acto con siete goles, puso la primera piedra junto con Rodrigo Corrales bajo palos.

El novedoso extremo del proyecto de Ribera volvió a brillar con luz propia y España devolvió el golpe inicial a un Eslovenia sin anotar durante seis minutos (7-4). Pese al tiempo muerto de Vujovic, dos goles seguidos de Angel Fernández comenzaron la escapada española, que puso la directa en el tramo final.

Con Raúl Entrerríos al ritmo adecuado ya en su segundo partido y Rodrigo desesperado bajo palos a los eslovenos, España se marchó ocho arriba al descanso (18-10), matando a la contra (7-1 en goles en transición), coincidiendo también con el mejor momento del meta gallego. Más que enchufada, la selección de Ribera dio un recital de concentración que no bajó tras el paso por vestuarios.

El ataque más posicional en el segundo tiempo le dio el protagonismo a Julen Aguinagalde y su eterna pelea con los defensores rivales. Las exclusiones que provocó el pivote facilitaron el trabajo español ante una Eslovenia con poca o ninguna fe en la remontada. Mientras, el capitán Entrerríos siguió con su recital en un amplio repertorio al que no faltaron los goles (21-10).

Cañellas se apuntó al festín con el acierto exterior, del mismo modo que Valero Rivera en el extremo. Todo salía en unos ‘Hispanos’ que pese al intercambio de golpes no se permitió un momento de relajación. La renta no varió en el luminoso, con España arrasando en la primera fecha señalada en el calendario del Mundial.

Eslovenia, que había ganado los dos últimos choques a España, hincó la rodilla con estrépito. Con la quinta victoria en cinco jornadas, los ‘Hispanos’ guardan el primer puesto camino a octavos, donde espera Brasil, bien conocida por un Ribera que cerró el pasado mes de agosto su segunda etapa como seleccionador de los brasileños antes de hacerse cargo de España.

Comentarios