23.10.2018 |
El tiempo
Martes. 23.10.2018
El tiempo
El Diario de Cantabria

BALONMANO

El DS Autogomas se queda sin margen de error

El inesperado empate del Benidorm ante la Rioja deja el descenso a un punto y convierte el duelo ante el Guadalajara en una final.

Paredes ante varios contrarios. / José Ramón
Paredes ante varios contrarios. / José Ramón
El DS Autogomas se queda sin margen de error

El DS Autogomas afrontó una nueva jornada liguera asumiendo que iba a ser difícil sumar. Le quedaba el consuelo de que peor lo tenían los equipos que avanzan por detrás de él en la clasificación, que son los dos únicos que ocupan posiciones de descenso. Mientras que al Benidorm le tocaba recibir al Naturhouse La Rioja, al Cangas le tocaba hacer frente al Barcelona. Poco que rascar. Sin embargo, los alicantinos lo hicieron. Sumaron un punto ante el equipo de Logroño que, unido a la derrota del conjunto cántabro, le sitúa sólo a un punto de éste. Esto quiere decir que el colchón o, dicho de otro modo, el margen de error con el que contaban los hombres de Rodrigo Reñones se ha agotado. Sumar ya se va a convertir en una obligación para mantener la cabeza a flote.

Los partidos de los santanderinos y benidormenses fueron dos de los tres que se adelantaron al pasado miércoles dentro de la vigésimo segunda jornada. El de los cántabros terminó con una victoria del Granollers 32-27 mientras que los alicantinos firmaron tablas (27-27) con el siempre potente La Rioja después de haber ido, incluso, dominando el marcador. El tercer partido adelantado significó una victoria de Anaitasuna sobre Bidasoa Irún (34-29) que no tiene demasiado interés para los intereses santanderinos.

Nadie contaba con el punto que consiguió el Benidorm ante La Rioja, lo que le sitúa con doce puntos, sólo uno menos de los trece que tiene el DS Autogomas. No es algo que coja por sorpresa en el vestuario cántabro porque allí tenían la certeza de que el bando alicantino iba a salir del agujero. Al contrario que el equipo santanderino, tuvo fortaleza financiera suficiente para acudir al mercado durante el parón invernal y fichar, nada más y nada menos, que al máximo goleador de la categoría la temporada pasada. La jugada la redondeó cuando el inicio de la segunda vuelta no respondió a las expectativas y fichó a un entrenador de la trayectoria y la reputación de Zupo Equisoain, que dejó el Sporting de Lisboa (le destituyeron) para coger las riendas del Benidorm. Y con éste sí se está produciendo la remontada que todos esperaban.

En las últimas semanas, el conjunto alicantino ha ganado con solvencia al Guadalajara (32-27) y al Cuenca, que está en plena lucha por el cuarto puesto (24-19). Ha empatado con La Rioja (27-27) e incluso ha cumplido ya con el trámite ante el Barcelona (38-28). Cotiza al alza, por lo que es probable que el DS Autogomas deba mirar más hacia arriba que hacia abajo para buscar a un rival que ocupe a corto plazo la plaza del Benidorm en las posiciones de descenso. El equipo santanderino no quiere ser quien lo haga y, para ello, debe poner en marcha un contador de puntos que sólo ha sumado dos en la segunda vuelta.

Importante será ver lo que sucede en el resto de la jornada. Es cierto que el conjunto cántabro sigue dependiendo de sí mismo, pero esa es una frase que en balonmano no tiene tanto significado como en otros deportes, ya que resulta más complicado dar la sorpresa ante un rival de los grandes. Importante será lo que suceda mañana entre dos equipos que están a cuatro y dos puntos, respectivamente, del DS Auotogomas. Se miden el Guadalajara y el Villa de Aranda. Una victoria de los burgaleses abriría una brecha entre los tres últimos clasificados y el resto. Interesante sería también que Puente Genil, que cuenta con 16 puntos, no sumara en su enfrentamiento con Puerto Sagunto para que no sean demasiados los que escapen de la quema.

Con todo, lo verdaderamente importante es lo que está en manos del DS Autogomas. Poco puede intervenir en lo que suceda en otras canchas pero sí en la suya propia. Y el próximo partido será la madre de todos los partidos. Recibirá a un Guadalajara que se tiene que ir de vacío para que la moral de los cántabros no empiece a minarse en serio. Será una jornada en la que el Benidorm visitará Valladolid, una cancha complicada pero batible. Por lo tanto, en el peor de los casos, el Sinfín corre el peligro de verse en un pozo en el que no ha estado en toda la temporada en la vigésimo tercera jornada. Por eso urge ganar.

Hora de empujar. Mucho se está hablando estos días de la subvención municipal que recibe el club que preside Servando Revuelta. Se ha abierto una batalla entre grupos municipales por esta cuestión porque hay unos que quieren incrementarla un 50% (de 80.000 a 120.000) mientras que el equipo de gobierno se opone. Con todo, mientras se produce este fuego cruzado, bueno sería que los santanderinos demostraran de verdad que quieren seguir disfrutando de la Asobal y acudieran el sábado día uno a La Albericia para apoyar a los hombres de negro en un partido en el que no va a valer otra cosa que la victoria.

Y el conjunto cántabro va a necesitar el apoyo de todos porque su entrenador dispone de lo justo. La lesión de Iván Amarelle ha hecho mucho daño y ha hecho aún más corta una capacidad de rotación que nació limitada. Y eso se acaba notando en la recta final de los partidos. De hecho, el DS Autogomas ha llegado con vida e incluso dominando el marcador a los últimos cuartos de los partidos que ha disputado en las dos últimas semanas ante Huesca, ante Anaitasuna en Pamplona e incluso ante el Granollers el pasado miércoles. Sin embargo, los partidos se le están haciendo demasiado largos. Ahí debe aparecer la grada para insuflar gasolina.

La parte positiva de haber jugado el miércoles y de haber acumulado un cuarto partido en diez días es que los hombres de Reñones disponen ahora de otros diez para preparar esa final ante Guadalajara. Lo primero es recuperar la plenitud física de todos los jugadores y, a partir de ahí, preparar con mimo un partido clave. Al inicio de la segunda vuelta estaba claro que la salvación iba a pasar por La Albericia por los rivales que debían visitarla pero, por ahora, ya se han marchado con todo el botín el Bidasoa y el Huesca. Hay que cerrar el escape.

Comentarios