Martes. 28.03.2017 |
El tiempo
Martes. 28.03.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

BALONMANO

El DS Autogomas pierde a Amarelle para lo que resta de temporada

El lateral gallego, el único zurdo de la primera línea, estará de baja seis meses por una rotura de ligamentos en su rodilla.

Iván Amarelle, intentando fajarse de la presión de Pozzer, del Puerto Sagunto. / J.R.
Iván Amarelle, intentando fajarse de la presión de Pozzer, del Puerto Sagunto. / J.R.
El DS Autogomas pierde a Amarelle para lo que resta de temporada

Malas noticias para el DS Autogomas. Si ya de por sí dispone de una plantilla corta para hacer frente al objetivo de la permanencia, más corta lo va a ser a partir de ahora, ya que no va a poder echar mano de Iván Amarelle en lo que resta de temporada. El jugador gallego, que ya se ha perdido los dos últimos partidos por lesión, pasó ayer una prueba médica que confirmó el peor pronóstico de los posibles. Se ha roto el ligamento de su rodilla, tendrá que pasar por el quirófano y esperar para volver a jugar hasta que dé comienzo un nuevo curso.

Se trata de todo un contratiempo para el proyecto que lidera Rodrigo Reñones. Amarelle es uno de los jugadores importantes en el equipo no sólo por su potencial en el tiro, sino por ser uno de esos hombres que no tienen un recambio natural. Es el único lateral zurdo del que dispone el entrenador cántabro y el único jugador de toda la primera línea capacitado para lanzar a portería con el brazo izquierdo. Y no va a poder jugar más, por lo que el técnico va a tener que explorar nuevas alternativas que, por otro lado, ya ha podido ensayar en los partidos contra el Bada Huesca en liga y el Anaitasuna en Copa.

Quien ha venido jugando estos dos últimos partidos en el puesto de Amarelle, un jugador válido tanto en ataque como en defensa, ha sido Guillermo Ros. Lo ha de hacer condicionado al ser diestro y, por otro lado, no tiene la capacidad de lanzar desde nueve metros que sí tiene el gallego. Lo que aporta este último es quizá mayor músculo y fortaleza y poder de penetración. El entrenador va a tener que olvidar las virtudes del jugador lesionado y centrarse en lo que va a aportar aquel de quien dispone.

En las últimas semanas, a la lesión de Amarelle se ha sumado también los problemas físicos arrastrados por Pablo Paredes, lo que ha hecho que también otros jugadores especializados en defensa como Calderón hayan tenido que dar un paso al frente en el campo rival. Otra alternativa con la que cuenta Reñones para fortalecer ofensivamente el puesto de lateral es desplazar ahí a Óscar Río y dar un mayor protagonismo a Alberto Pla en la dirección del juego. Lo que está claro es que, sin el gallego, el entrenador pierde capacidad de rotación, que ya de por sí es más limitada que la de la gran mayoría de equipos a los que ha de medirse.

EN BARCELONA. Amarelle ha vivido con la duda del alcance de su lesión prácticamente una semana. Hasta ayer no le sometieron a una ecografía que confirmó que sufre una rotura del ligamento cruzado anterior en su rodilla izquierda. De manera inminente pasará por el quirófano en Barcelona y, a partir de ahí, comenzará un proceso de recuperación que se prolongará durante los próximos seis meses. El jugador termina contrato con el club cántabro el próximo treinta de junio porque, de hecho, fue uno de los dos únicos fichajes que se pudo permitir el DS Autogomas el pasado verano. El otro fue el del portero Darius Makaria. Y sin él tendrá que jugarse una permanencia que se ha complicado después de la última derrota liguera. Se ha apretado la lucha por la zona baja y el objetivo se ha convertido en un más difícil todavía.

La parte positiva es que el conjunto cántabro ya ha dejado muestras de ser competitivo con una baza menos en ataque. Ha plantado batalla ante Huesca y Anaitasuna, dos equipos de la zona media alta de la tabla, aunque en ambas contiendas se les ha hecho largo el partido a los jugadores de Rodrigo Reñones. La falta de efectivos amenaza con minarle pero, por otro lado, tampoco tiene capacidad para acudir al mercado a buscar un sustituto. Salvo sorpresa, el entrenador cántabro tendrá que terminar la temporada con lo que tiene y, sobre todo, rezar a quien sea para que no se lesionen más jugadores.

La plantilla recibió la noticia un día después de haber conseguido traer con vida la eliminatoria copera que se decidirá mañana mismo en La Albericia. Partirán los hombres de negro con un solo gol de desventaja, lo que quiere decir que les valdría repetir la victoria que consiguieron en liga en Santander ante Anaitasuna para clasificarse para la fase final de la Copa del Rey. Después del golpe moral que ha supuesto el hecho de perder a un compañero para lo que resta de temporada, el alegrón que supondría la clasificación podría servir de empujón para afrontar el complicado objetivo que tiene por delante el DS Autogomas. Nadie duda de que lo único importante es mantener la categoría pero también viene bien una alegría de vez en cuando.

Comentarios