Martes. 17.10.2017 |
El tiempo
Martes. 17.10.2017
El tiempo
El Diario de Cantabria

En busca de la clasificación

los ‘hispanos’ se enfrentan hoy a angola con el objetivo de lograr el pase a los octavos de final  a selección africana es un rival incómodo, con mucho poderío físico, ante la que españa no deberá confiarse en exceso

En busca de la clasificación

La selección española de balonmano tratará de sellar hoy (20:45) su clasificación para los octavos de final del Mundial de Francia con un triunfo sobre Angola, en un encuentro que el preparador español aprovechará para rotar al máximo a sus jugadores. «Es importante llegar bien a los dos últimos partidos, ya que hay que pensar que los encuentros con Macedonia y Eslovenia van a ser seguidos y van a ser dos partidos muy duros, por lo que habrá que ir con cuidado en el apartado físico para que no sea un partido trampa en ese sentido», señaló Ribera.

Rotaciones entre las que no se prevé la presencia del capitán Raúl Entrerríos, que seguirá con su proceso de recuperación de la lesión en el aductor que le ha impedido debutar hasta el momento en el campeonato. «De momento la recuperación está marchando como pensábamos y ya esta casi a punto. La idea inicial que teníamos era que Raúl no jugase en los tres primeros partidos, por lo que podría ser que entrara en el encuentro con Macedonia», explico el preparador español. En este sentido, Jordi Ribera podría igualmente dar más minutos de descanso ante Angola a algunos de los jugadores, como Viran Morros, Gedeón Guardiola o Valero Rivera, que disputaron el duelo con Túnez del sábado con algunas molestias estomacales a causa de un virus.

Problemas que no merman el cartel de favorito del conjunto español ante una selección angoleña que cuenta sus partidos por derrotas, tras caer por 42-25 ante Eslovenia y por 22-31 ante Macedonia.

«Los equipos como Angola que tienen poco competición son selecciones que van creciendo individual y colectivamente según va transcurriendo el campeonato. Son siempre equipos incómodos, muy físicos, con defensas abiertas y que a veces pueden sorprender con acciones que no esperas, por lo que no habrá que relajarse», advirtió el seleccionador español. Tal y como ya le ocurrió a Macedonia que no pudo despegarse del equipo africano en el marcador hasta los últimos minutos del primer tiempo, como demuestra el empate (9-9) que reflejaba el marcador a los veinticuatro minutos de la primera parte.

Poderoso juego ofensivo. Tiempo en el que Angola demostró un más que interesante juego ofensivo, en el que destacan los laterales Sergio Lopes y Edvaldo Ferreira, dos jugadores que destacan por la potencia de su lanzamiento.

No obstante, los lanzamientos lejanos no son el único recurso ofensivo del conjunto angoleño, medalla de bronce en el campeonato africano disputado el pasado año, que también cuenta en el pivote Gabriel Teca con uno de sus mejores hombres.

Más problemas ha mostrado Angola en defensa, especialmente en la primera jornada ante Eslovenia, un equipo que al igual que el español se caracteriza por su capacidad de combinación y la movilidad constante de sus jugadores en ataque.

«Cuando te enfrentas a defensas abiertas hay que ir con cuidado con la velocidad de balón, son más importantes los desmarques, los movimientos sin balón y, sobre todo, que el balón llegue en el momento justo al jugador, que los pases sean claros», señaló Jordi Ribera. Una lección que deberán tener en cuenta los jugadores del equipo español, en un partido que se antoja el propicio para que los Costoya, Dujshebaev o Figueras, los jugadores que menos minutos han tenido hasta el momento, adquieran un papel protagonista en el conjunto español.

Comentarios